Everybody Was in the French Resistance...Now!

Everybody Was in the French Resistance…Now! (Photo credit: Wikipedia)

Como recordaréis he compartido varias veces con vosotros información sobre los hermanos José y Conrado Miret Musté, tíos de mi madre que lucharon por la República durante la Guerra Civil española y luego en la resistencia francesa contra las fuerzas de ocupación alemanas, bajo título, Historias de Familia. Mi primo Joan Molet me ha enviado un artículo que describe en más detalle sus acciones durante la resistencia, y lo reproduzco aquí con enlace al artículo original en francés al final.

Los primeros contactos con la dirección de O.S. (Organización Especial) se hicieron en familia, porque casi todos los dirigentes eran ex-combatientes franceses de las Brigadas Internacionales durante la guerra de España. Nadal, dirigente español de la primera época, aporta su testimonio: 

     «Un día del verano de 1941, yo tenía una cita con un compañero francés en un café cerca del metro Sèvres-Babylone. Era el primer contacto con el coronel Dumont, que había mandado la 14 Brigada Internacional en España. Él me pidió que escogiese a unos compañeros que tuviesen experiencia de la lucha en campo enemigo, para los grupos armados. (Dumont solicitó también, en la misma época, el apoyo de compañeros italianos de la 12 Brigada Internacional« Garibaldi»). Siguiendo sus instrucciones, llamé de Burdeos a Buitrago, antiguo jefe de estado-mayor del 14 cuerpo de guerrilleros durante la guerra de España, y José Miret me presentó a su hermano Conrado como voluntario para la lucha de guerrilla urbana.» 

     La lucha heroica de los hermanos Miret y su muerte trágica merecen la memoria respetuosa de todos los miembros de la Resistencia. 

     José Miret Musté, miembro de la comisión ejecutiva del P.S.U.C. y del gobierno del Generalitat de Catalunya, fue también comisario de la 43 división durante la guerra de España. En Francia, fue el jefe político y el organizador de la resistencia española en la zona ocupada. Detenido por la policía, en noviembre de 1942, él pasó inmediatamente bajo jurisdicción alemana y, después de haber sido torturado y encarcelado en Fresnes, fue deportado al campo de Mauthausen el 27 de agosto de 1943 con la inscripción ” Natch und Nebel ” (bajo la noche y la niebla), lo que significaba, según las palabras de Hitler, «Pena de muerte, pero silencio absoluto a sus familias sobre la suerte reservada para los detenidos». El 10 de septiembre de 1943, José Miret fue enviado al kommando exterior de Schwechat, y murió el 17 de noviembre de 1944 durante el bombardeo del kommando de Florisdorf. La verdad es que José Miret y su compañero de infortunio, Juncosa Escoda, solo fueron heridos, pero, S.S. Streitwiesser, jefe del kommando, dio la orden de rematarlos, de una bala en la nuca. 

     Conrado Miret Musté (Lucien, para los compañeros de la O.S.) fue nombrado jefe de todos los grupos armados de diversas nacionalidades, organizados por M.O.I. En los primeros tiempos, el reclutamiento fue selectivo y limitado, y Conrado Miret realizó numerosas operaciones con los compañeros franceses. 

     Albert Ouzoulias (coronel André) escribe en su libro ‘Los batallones de la juventud’: 

     «Los antifascistas inmigrados tienen su propia organización: Lucien (Conrado Miret-Musté), del Partido Comunista Español, dirige las unidades armadas formadas por los hombres y las mujeres antifascistas de todos los países miembros de la M.O.I. (Mano de Obra Inmigrada).» 

     Ouzoulias precisa que Lucien se ocupaba particularmente del armamento, y cuenta en detalle dos operaciones del año 1941 en las cuales Conrado Miret luchó con los grupos franceses de O.S.: el incendio de un garaje alemán, en el número 11 de la calle de París (Vincennes) el 5 de septiembre, y el ataque con botellas de gasolina y cócteles Molotov al garaje alemán HKP 503, situado en el número 21 del bulevar Pershing, en el distrito XVIII. 

     Para los francos-tiradores del M.O.I., Conrado Miret era Alonso. Georghe Vasilichi, miembro de la Resistencia de origen rumano, explica que «la dirección del M.O.I. reúne en formaciones de combate a los inmigrados bajo el mando de Conrado Miret (Alonso en la clandestinidad)». Carlota Gruia, otra rumana resistente que fue deportada al campo de Ravensbruck en julio de 1943, nos habla también de Alonso (alias de Conrado Miret Musté): 

     «… Bocsor se presentó en el piso del bulevar de la Capilla con un desconocido, y este piso se convirtió en el principal “arsenal” de O.S., para los grupos de combate de M.O.I. El desconocido decía llamarse Alonso, pero fue mucho más tarde que supe que en realidad se llamaba Conrado Miret Musté. Era un español que había combatido en el Ejército republicano y que según aseguraban el enlace entre Bocsor y el grado superior había estudiado la química…” 

     «Alonso me había aportado una docena de revólveres que le habían proporcionado unos españoles de París y me encargó dárselos a los combatientes de la O.S.» 

     Carlota Gruia describe el menú de la fabricación de bombas y granadas, así como la experiencia química necesaria para la fabricación de explosivos por Conrado Miret y Bocsor, y la preparación del descarrilamiento de un tren que transportaba tropas alemanas por el procedimiento más simple, aunque inédito en estos primeros tiempos, desmontar los carriles con una gran llave inglesa… 

     “En octubre o noviembre de 1941, detuvieron al compañero Alonso (Conrado Miret-Musté). Inmediatamente Bocsor vino a verme a la calle del suburbio de Saint Denis, para decirme que había que evacuar rápidamente el piso del bulevar de la Capilla. Me dijo también que estaba convencido que Alonso era lo suficientemente fuerte para no decir nada, pero que era más prudente no ir allí durante unas semanas… 

     No teníamos nada que temer. Su jefe había muerto un héroe, torturado por la Gestapo.” 

Carlota Gruia no es de la misma opinión que Ouzoulias en cuanto a la fecha de la detención de Conrado Miret. Tanto ella como Borís Holban, que será más tarde el jefe de los grupos F.T.P.-M.O.I., dan una fecha imprecisa ( octubre, noviembre de 1941, o finales de 1941). Albert Ouzoulias, afirma por su parte que fue detenido en febrero de 1942:«… En febrero, otros compañeros fueron detenidos y entre ellos, Conrado Miret Musté (Lucien), fundador de los grupos de franco-tiradores de M.O.I.» 

     Conrado Miret ya había muerto, torturado y asesinado por la Gestapo, cuando tuvo lugar el juicio de sus compañeros de combate: 

     «El 15 de abril de 1942, comienza en la Casa de la Química el segundo juicio contra los “Batallones de la Juventud” y el O.S. Los nazis dijeron que no se trataba del segundo juicio, sino de la continuación del que se efectuó en la Cámara de los diputados. 

     «El acta de acusación inculpa a veintisiete combatientes, el veintiocho, Conrado Miret-Musté, dirigente de los franco-tiradores del M.O.I., no está presente. Fue torturado a muerte antes del inicio del juicio.»

Artículo original en:

http://www.geocities.ws/combatcommuniste/combat006.htm

Gracias por leer, espero que os haya gustado, y por favor, se agradecen todos los comentarios y por supuesto, me encantaría que lo compartierais si os parece interesante.  Y si tenéis más información, yo, y especialmente mi primo, os estaremos muy agradecidos.