No me despido del blog, no es eso. No sé si recordaréis que hace unas semanas publiqué un post sobre cambios y el futuro. Esta es mi última semana en el trabajo que llevo haciendo casi 8 años (serían 8 en Mayo) y el día 28, este viernes, es mi último día.

Caricature doctor dogImage courtesy of Grant Cochrane / FreeDigitalPhotos.net

Caricature doctor dogImage courtesy of Grant Cochrane / FreeDigitalPhotos.net

Como algunos sabréis, trabajo de psiquiatra en un hospital de baja seguridad (forense). Trabajo para el NHS (National Health Service, parecido a la Seguridad Social en España, un sistema de salud público, y en principio, gratuito para residentes en el Reino Unido). Llegué a este empleo después de trabajar casi dos años en el sector privado (también de psiquiatra forense, en una unidad de seguridad media). La atención a los pacientes era buena, y me pagaban más que en el NHS (me ha costado casi 8 años alcanzar un salario parecido al que cobraba allí). Dejé mi trabajo anterior en parte porque quería seguir con mi formación (y era difícil en una organización más pequeña sin demasiadas oportunidades de cambio o expansión) pero también porque la idea de que la medicina se lleve como un negocio más no me acababa de encajar en la cabeza. La compañía podía ser comprada o vendida de la noche a la mañana por cualquiera (una compañía petrolera, un grupo de inversores, otra organización que se dedique a la sanidad) y tú no tenías ni voz ni voto. Era difícil saber en qué dirección iban las cosas cuando no sabías quién estaba a cargo de un momento a otro.

MRI Scanner Image courtesy of cooldesign / FreeDigitalPhotos.net

MRI Scanner Image courtesy of cooldesign / FreeDigitalPhotos.net

Volví al NHS, con reducción de sueldo (aunque mi salario era más que razonable para mi posición y estándares del NHS en aquella época, ya que yo tenía bastante experiencia), porque me pareció que aquí al menos tendría alguna idea de hacia adónde iba la organización. Años después puedo decir sinceramente que no me gusta la dirección que han tomado las cosas. Entiendo que el NHS es un dinosaurio enorme que se traga todo el dinero que le echen. También entiendo que las cosas han cambiado mucho desde que se creó la organización (1946), cuando la población era más joven, mucho más reducida, y menos exigente. La Medicina también ha cambiado mucho, depende mucho más de la tecnología, y de intervenciones y medicaciones caras (aunque algunas de las iniciativas que conseguirían mejorar dramáticamente las salud de la población no sean caras, pero convencer a las personas de que dejen de hacer las cosas que les hacen daño no es nada fácil). A pesar de eso, decirle a los trabajadores de sanidad que pueden hacer el mismo trabajo por menos dinero (o encontrarán a otros que lo hagan), reduciendo el número de camas, cerrando hospitales, y confiando en sistemas de contabilidad y recoger información que no reflejan lo que de verdad es importante no me parece una respuesta adecuada. Y no puedo más y me voy. Espero que las cosas mejoren, pero no veo cómo. Confío en equivocarme.

Gracias por leer y si os apetece darle al me gusta, compartir y comentar, yo encantada.

Como postdata deciros que tengo la intención de seguir con el blog, si puedo, aunque puede que ande itinerante y de exploración por algún tiempo. Intentaré dejar algunos posts preparados por adelantado y confío en que mis aventuras me proporcionarán material para artículos futuros. Pero si veis que no ando por aquí o no contesto a los comentarios, ¡asumid que estoy divirtiéndome en algun lugar del universo!

If you love your heart, don't smoke  Image courtesy of digitalart / FreeDigitalPhotos.net

If you love your heart, don’t smoke Image courtesy of digitalart / FreeDigitalPhotos.net