English: bookshop in port Melbourne

English: bookshop in port Melbourne (Photo credit: Wikipedia)

Mis padres siempre me han contado que cuando era pequeña, antes de aprender a leer, yo siempre me empeñaba en querer saber lo que ponía en los anuncios y señales y en cualquier cosa que tuviera algo escrito. Más tarde, cuando aprendí a leer, me convertí en una lectora empedernida. Mi escuela era pequeña, una escuela de barrio (que ha desaparecido como muchas otras cosas) y no tenía su propia biblioteca, pero los lectores nos solíamos prestar e intercambiar libros y leíamos de todo, desde ‘Los Famosos Cinco’ y la serie de Aventuras (de Enid Blyton, que yo siempre preferí. Me gustaba el loro) a ‘Tiburón’, Oscar Wilde, Edgar Allan Poe, Gustavo Adolfo Becquer o Mercé Rodoreda.

Siempre he preferido que me regalen libros a cualquier otra cosa (casi) y me siguen gustando.

En cuanto a libros se refiere soy como una polilla atraída hacia la luz. Si veo libros en cualquier sitio, iré a echar un vistazo, no importa donde sea: un supermercado, un mercadillo, el aeropuerto…Y por supuesto, me encantan las librerías, aunque parece que el negocio no va muy bien y han cambiado mucho. Y sí, ahora tenemos las grandes cadenas de librerías, algo anónimas pero normalmente con mucha variedad, no solo de libros sino también de otras cosas, las pequeña librería especializada, las librerías independientes, las que venden libros de segunda mano que son como máquinas del tiempo.

Debido a mi trabajo ha habido épocas de mi vida cuando he viajado bastante y una de las cosas que mejor suelo recordar de los lugares donde he vivido (o he visitado) es dónde están (o estaban) las librerías. Y debo reconocer que me siento muy desilusionada cuando vuelvo a visitar algún lugar familiar y descubro que una de mis librerías favoritas ha desaparecido. Es como perder a un viejo amigo. Con respecto a las librerías, como pasa con la mayoría de cosas importantes en la vida, no son todas iguales.

Pensando en eso, quería preguntaros a vosotros, lectores, si pudierais hacer aparecer, como por arte de magia, la librería de vuestros sueños, ¿cómo sería? ¿Sería enorme con un poco de todo? ¿O pequeña pero muy especial? ¿Vendería solo libros u otros objetos relacionados (DVDs, lectores electrónicos, libros en audio, revistas y papelería, otro equipamiento…)? ¿Vendería otro tipo de cosas (postales, artesanía y objetos de decoración, juguetes…)? ¿Tendría también cafetería? ¿Organizaría eventos (lecturas y firma de libros, clubs de lectores, competiciones, otro tipo de invitados…)? ¿Vendería solo libros nuevos, o también de segunda mano, tendría una sección para intercambiar libros…? ¿Libros en varios idiomas? ¿Best-sellers y libros no tan conocidos o independientes, libros de interés local y especializados? ¿Ofrecería otros servicios como Wi-fi y tienda digital? ¿Y dónde estaría? ¿En un lugar plácido y remoto, o a la vuelta de la esquina, en el centro de la ciudad, en un centro comercial, o en un rincón escondido y mágico?

¡Soñad! ¡Que es gratis (de momento)!

Y pensando en librerías y en las fotos que me envió de una de sus librerías favoritas una autora amiga, empecé un tablero (board) en Pinterest, y una vez allí encontré mucha gente compartiendo fotos fabulosas.

Echadle un vistazo a ver que os parece, y si os apetece añadir vuestros pins, si estáis en Pinterest os invito a que añadáis los vuestros.

http://www.pinterest.com/olganm7/bookstores-booshops-and-interesting-shops/

¡Gracias por leer, y os ha gustado recordad darle al like, comentad, y compartid!