Hola a todos:

Os preguntaréis por qué he escrito un post sobre los dientes. No es uno de mis temas habituales. Pero reflexionando sobre ello, a menos que seas un dentista, no es uno de los temas habituales de nadie. Y me hizo ponerme a pensar…

Pero, ¿cómo empezó todo esto?

Como algunos sabréis, hace un par de sábados fue mi cumpleaños. Como he ido de aquí para allá mucho últimamente no tuve ocasión de hacer grandes planes, aparte de descansar un poco… Pero, no. Uno de mis dientes decidió llamar la atención. Y llovió… Sí, un día fabuloso.

Me siguió doliendo pero como ya tenía una cita con el dentista para la semana siguiente, me las arreglé y el dolor mejoró algo. Se lo comenté a un par de amigas, y con una de ellas (hola, Martie) incluso especulé sobre las posible causas del dolor.

El viernes pasado fui al dentista y Martie me envió un mensaje preguntándome si mi diente estaba mejor. Esta fue mi respuesta (traducida):

Lo estaba pero me ha estado molestando después de que ella (la dentista) le diera la lata. Parece que la raíz del diente con la corona está muriendo y no quiere irse al otro barrio sin hacerse notar. Tengo que volver a que la maten.

A ella le pareció muy divertido. Éste fue mi siguiente comentario:

Bueno, es lo único que pueden hacer para darse a notar… Todo con tal de llamar la atención, si quieres mi opinión

Así que ella me sugirió que escribiera un post sobre esto, y quizás eso haría que me dejase de doler. Y aquí está. Tenía pensado pedir consejos sobre marketing, pero hay mucho de eso. Así que, aquí os dejo mis reflexiones sobre el humilde diente.

Sí, todos los tenemos (con suerte, o los tuvimos alguna vez). Sí, todos los necesitamos. Y aunque no pensemos mucho en ellos la mayoría del tiempo, sabemos que es importante tratarlos bien y cuidarlos, sino nos pueden causar complicaciones serias.

Enlace de Wikipedia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Diente

Pero la realidad es que el pobre diente no tiene muy buena prensa.

Aparte del Ratoncito Pérez, la mayoría de gente parece tener imágenes muy negativas cuando piensan en los dientes.

La gente puede hacerte cumplidos comentado sobre tu pelo, tus ojos, sí, tu sonrisa quizás, pero si no eres un caballo, normalmente los dientes no se mencionan.
Bonanza cast smiling horse 1968
Y si lo hacen, mejor que tengáis cuidado. Acordaos de La Caperucita Roja.

John_Everett_Millais_Red_Riding_Hood

John_Everett_Millais_Red_Riding_Hood

Y si consideramos la gente que cuida de los dientes, los dentistas… ¿Cuánta gente le tiene miedo a los dentistas? Con la cantidad de cosas horribles que existen en el mundo, ¿por qué le tenemos tanto miedo a los dentistas? La mayoría de gente se imagina implementos de tortura medieval cuando piensa en el dentista (perdonadme, sí que busqué imágenes, pero decidí no usarlas. Después de todo, la imaginación probablemente es más efectiva).

Así que, pobre diente, tienes buenas razones para quejarte. Nadie es amable contigo. Incluso aquellos que se supone que tienen que cuidar de ti, no usan los métodos más agradables. Te mereces algo mejor. Siento que se esté muriendo tu raíz. Lo siento si es culpa mía. Y siento que vayamos a acelerar tu muerte, pero intentaremos ser compasivos. Y cuidaré mejor de tus amigos.

Y ahora, te dedico una canción:

‘Hijo, se dentista’ de La pequeña tienda de los horrores

Espero que no haya resultado demasiado doloroso. Gracias por leer, ¡cuidad de vuestros dientes, amigos, o se quejarán! Dale al me gusta, compartid, comentad, o … ¡morded!