Archives for posts with tag: Russell Razzaque

Hi all:

I wanted to tell you a bit about what I’ve been doing over the last few days. I went on holiday to see my parents, in Barcelona, but when I came back I attended a retreat organised by Dr Russell Razzaque, a consultant psychiatrist who works in a PICU (Psychiatric Intensive Care Unit) in London. The retreat took place at the Carmelite Priory in Oxfordshire (a lovely and secluded place with great views of Oxford), and its remit was to offer training to a number (26 plus the organiser) of psychiatrists on Mindfulness.

The grand Meditation Hall of the Burmese Buddh...

The grand Meditation Hall of the Burmese Buddhist Temple, Singapore. (Photo credit: Wikipedia)

According to Wikipedia (yes, I know, but’s it’s a brief definition):

Mindfulness as a psychological concept is the focusing of attention and awareness, based on the concept of mindfulness in Buddhist meditation. It has been popularised in the West by Jon Kabat-Zinn. Despite its roots in Buddhism, mindfulness is often taught independently of religion.

Clinical psychology and psychiatry since the 1970s have developed a number of therapeutic applications based on mindfulness for helping people suffering from a variety of psychological conditions, and research has found therapy based on mindfulness to be effective, particularly for reducing anxiety, depression, and stress.

http://en.wikipedia.org/wiki/Mindfulness_(psychology)

I had been reading about Mindfulness, even tried some of the guided meditation audios provided on-line, but found it a bit difficult to make full sense of it by myself, or get any idea of how well, or badly, I was doing.

Although there’s a growing body of research on the use of Mindfulness (and Mindfulness based therapies, like Mindfulness based Cognitive Therapy and Acceptance Cognitive Therapy) as a therapeutic approach, I must confess I was more interest in it for its own effects on myself, or in recognisable parlance for my own ‘professional development’.

We had a number of talks and instructions as to what Mindfulness was or could do, but most of the stay was focused on practice. We had 24 hours of silence (including not only not talking to each other, but not reading, writing, using the phone, social networking or any other ways of communicating), and engaged in plenty of exercises of meditation, including sitting meditation, standing meditation, and walking meditation (that as quite a few participants noted, and I also thought, because you walk very slowly backwards and forward in the same stretch it makes you look like a very slow zombie), mindful observation (observing a raisin for 5 minutes and then eating it and trying to notice all flavours, sensations, texture in another five minutes) and mindful eating.

The focus (as I understand it, and as you see I’m no expert) of mindful meditation is the breathing. You focus on your own breathing, or a particular part of your breathing (we were trying to focus on our abdominal breathing and a particular point of the abdomen) and whilst meditating, every times thoughts came to our heads, we acknowledge them, let them go, and focus back on the breathing. It is a mode of acceptance. Yes, we have thoughts, and we might be distracted by them, but should not feel bad about it. It’s normal, it’s natural; we contemplate the phenomenon and go back to the breathing.

It is an attempt to try and swift the balance we have of allowing our rational and conscious mind to take over, with its worries, its anxieties, etc. One of the quotations I liked (not sure I can live by it but…) is: ‘thinking is overrated’. We might have silly, bizarre or weird thoughts, but they are not all we are. We are the context and the thoughts live within, like fishes in the sea (we’d be the sea), or passengers in a bus (we’re the bus and our thoughts the passengers).

We started the sessions with 10 minutes meditation sessions that increased up to 20 minutes and we would do the three types of meditation in a row; we would be doing periods of 1 hour by the end of the second day.

How did it feel? Well, I don’t know. Thoughts come to your head, but you are just supposed to contemplate them and let them go, and it’s Ok if you get distracted, you just go back to your breathing and acknowledge that happened. There’s no judgement of that being good or bad. Not easy to do. Or rather, yes, after a while you might get better at letting the thoughts go and trying and focus on the body and sensations. It’s a very strange feeling and I understand it takes practice.

I can’t say if it’s for me or not. Russell’s advice is that before you can recommend it to other people (Mindfulness itself, other techniques based in it might be useful and can be run without that much experience) you should be a seasoned practitioner yourself, and his suggestion was to make meditation a routine, and if we manage to keep going for 100 days in a row, then we can consider ourselves practitioners. I guess like other things that become habits, it requires commitment. I have started with it, downloaded an App: called Insight Timer (www.insightimer.com) that allows you to not only keep a log of your own meditation but also connect with other people and I’m intending to have a go. I’ll keep you posted, but as a concept I found it very interesting and can see how it could be helpful to some people.

For more information about the organisation that Dr Russell Razzaque has created, check here:

www.mindfulcollege.com

Although it has mental health practitioners in mind, it offers interesting information about therapeutic uses, where to go for retreats, research…so have a look!

Thanks for reading, and if you’ve enjoyed it or are interested (or have plenty of experience that want to share) please, like, comment, and share!

Zazen cushion used by Soto-zen school.

Zazen cushion used by Soto-zen school. (Photo credit: Wikipedia)

Hola a todos:

Quería contaros un poco acerca de lo que he estado haciendo en los últimos días. Me fui de vacaciones a ver a mis padres, en Barcelona, pero cuando regresé asistí a un retiro organizado por el Dr. Russell Razzaque , un psiquiatra que trabaja en una Unidad de Cuidados Psiquiátricos Intensivos en Londres. El retiro tuvo lugar en el Convento Carmelita en Oxfordshire (un lugar encantador y aislado con excelentes vistas de Oxford), y su misión era ofrecer formación a un número (26, más el organizador) de psiquiatras en Mindfulness. No sé exactamente cuál sería la traducción más correcta al español. Ser ‘mindful’ es prestar atención a algo o alguien. Mind, es mente en inglés. Así que supongo que Mindfulness sería tener una actitud de prestar atención, y la idea es prestar atención al momento actual y no quedarse atascado en pensamientos y cosas que nos distraen del aquí y ahora.

Clinical research shows Buddhist mindfulness t...

Clinical research shows Buddhist mindfulness techniques can help alleviate anxiety , stress , and depression (Photo credit: Wikipedia)

De acuerdo con Wikipedia (sí, lo sé, pero es que es una definición breve) :

Mindfulness como concepto psicológico es la concentración de la atención y la conciencia, basada en el concepto de la atención (Mindfulness) en la meditación budista. Fue popularizado en Occidente por Jon Kabat -Zinn. A pesar de sus raíces en el budismo, Mindfulness se enseña a menudo independientemente de la religión.

La psicología clínica y la psiquiatría desde 1970 han desarrollado una serie de aplicaciones terapéuticas basadas en la atención plena (Mindfulness) para ayudar a las personas que sufren de una variedad de trastornos psicológicos, y la investigación ha encontrado evidencia de que tales terapias pueden ser útiles, particularmente para gente que sufre de ansiedad, depresión y estrés.

http://en.wikipedia.org/wiki/Mindfulness_(psychology)

Yo había estado leyendo sobre Mindfulness , incluso probé a seguir algunos de los audios de meditación guiada disponibles en línea , pero me pareció un poco difícil llegar a comprender el concepto por mí misma, o saber como de bien o mal lo estaba haciendo. (Ahora sé que no se puede hacer mal y distraerse es normal).

Aunque hay un número creciente de estudios sobre el uso de Mindfulness (y las terapias basadas en ella, como Terapia Cognitiva basada en Mindfulness y Terapia Cognitiva de Aceptación) como enfoque terapéutico, debo confesar que estaba más interesada en ella por los posibles efectos en mí misma, vamos, para ayudarme en mi ‘desarrollo profesional y personal’.

Tuvimos una serie de charlas e instrucciones sobre lo que podía conseguirse usando Mindfulness, pero la mayor parte de la estancia se centró en la práctica. Pasamos 24 horas en silencio ( incluyendo no sólo no hablar entre nosotros, sino que tampoco podíamos leer, escribir, usar el teléfono, las redes sociales o cualquier otras forma de comunicación) , y participamos en un montón de ejercicios de meditación , incluyendo meditación sentados , de pie y la meditación caminando (que un buen número de participantes observaron , y yo también pensé, porque caminas muy lentamente hacia atrás y hacia adelante en el mismo tramo, que debíamos tener pinta de zombis a cámara lenta), Mindful observación (observando una pasa por 5 minutos y después pasarnos cinco minutos comiéndola, intentando notar todos los sabores, sensaciones, texturas) y también comer de acuerdo con los principios de Mindfulness.
El foco (como yo lo entiendo , y como veis no soy ninguna experta ) de este tipo de meditación es la respiración . Te concentras en tu respiración, o una parte determinada de la respiración (nosotros tratábamos de concentrarnos en la respiración abdominal y en un punto del abdomen en particular) y al mismo tiempo meditas. Cada veces que pensamientos nos vienen a la cabeza, los reconocemos y los dejamos ir (como si fueran globos),  en lugar de seguirles la corriente. Es un modo de aceptación. Sí, tenemos pensamientos, y nos pueden distraer, pero no debemos sentirnos mal por ello. Es normal, es natural, contemplamos el fenómeno y volvemos a concentrarnos en la respiración. Es un intento [pr tratar de cambiar el dominio que tiene nuestra mente racional y consciente sobre nuestro ser, con su empeño en ponerse a cargo de nuestras emociones y acciones, con sus preocupaciones, sus angustias, etc. Una de las citas que me gustó (aunque no estoy segura de que puedo vivir de acuerdo con ella) es: “los pensamiento están sobrevalorados”. Puede ser que tengamos pensamientos tontos, extraños o raros, pero eso no significa que nosotros seamos raros o tontos. Nosotros somos el contexto y los pensamientos viven en el interior, como los peces en el mar (nosotros seríamos el mar), o los pasajeros de un autobús (nosotros somos el autobús y los pensamientos serían los pasajeros).

Empezamos con sesiones de 10 minutos de meditación que aumentaron hasta 20 minutos y como hacíamos los tres tipos de meditación uno detrás de otro eso resultó en períodos de 1 hora al final del segundo día.
¿Cómo me sentí? Bueno, no lo sé. Los pensamientos te vienen a la cabeza, pero se supone que sólo tienes que contemplarlos y dejarlos ir, y no pasa nada si te distraes, te vuelves a concentrar en tu respiración después de contemplar el pensamiento. No tienes que juzgar lo que ha pasado y decidir que lo has hecho mal. En práctica, no es fácil de hacer. O mejor dicho, sí, después de un tiempo es posible mejorar y se hace más fácil dejar que los pensamientos se vayan, e intentar centrarse en el cuerpo y las sensaciones físicas. Da una impresión muy extraña y entiendo por qué se necesita práctica.
No puedo decir si es para mí o no. El consejo de Russell es que antes de poder recomendarlo a otras personas (Mindfulness de por sí, otras técnicas basadas en ella podrían ser útiles y se pueden ejecutar sin mucha experiencia personal), el profesional debe experimentarlo por sí mismo, y su sugerencia fue la meditar cada día y si logramos practicarla durante 100 días seguidos, entonces podemos considerarnos practicantes experimentados. Supongo que al igual que otras cosas que se convierten en hábitos, requiere comprometerse y ser constante. He empezado con la meditación, he descargado una aplicación que se llama Timer Insight (www.insightimer.com) que te permite no sólo llevar un registro de tu propia meditación , sino también conectarte con otras personas que estén meditando. Yo he decidido intentarlo y ver cómo va. Os mantendré informados, pero como concepto me pareció muy interesante e intuitivamente entiendo cómo podría ser útil para algunas personas.

Para obtener más información acerca de la organización que el Dr. Russell Razzaque ha creado, visitad este enlace:

www.mindfulcollege.com

Aunque está creada pensando en profesionales de salud mental en ella ofrece información interesante sobre sus usos terapéuticos, a dónde ir para formarse, investigación…Echad un vistazo ! (En inglés, aunque estoy segura de que podéis encontrar equivalentes en español).

Gracias por leer, y si lo habéis disfrutado o estáis interesados (o tenéis un montón de experiencia que queráis compartir), por favor, ¡dadle al me gusta, comentad y compartid!

An aerial view of Oxford city centre, showing ...

An aerial view of Oxford city centre, showing some of the spires that give the city its nickname. (Photo credit: Wikipedia)

Living in the Gap

“Ruffled feathers and endless squawking over a minor difficulty is typical of a crow’s life. I lean back on the counter and realize that could be my line….”

Opinión y actualidad

Opinión sobre noticias y asuntos de actualidad

Los escritos de Héctor Browne

Blog (algo literario y algo viejo) de un Licenciado en Letras, diplomado en edición, y Profesor de Lenguaje.

Priscilla Bettis, Author

The making of a horror novelist.

%d bloggers like this: