Archives for posts with tag: Pinterest

Hola a todos:

Los martes suelo publicar…variedad de cosas. A veces os cuento lo que estoy haciendo, en qué estoy trabajando, cosas que veo, leo, o me pasan. Y de vez en cuando se me ocurre intentar crear un post que le pueda ser útil a la gente que me lee. No me hago muchas ilusiones, pero por probar…

Como recordaréis hace unas semanas intenté crear algo parecido a un video de mi novela ‘I Love Your Cupcakes‘(Me encantan tus cupcakes) (con mucha ayuda de You Tube). Como ya os he dicho muchas veces, manipular imágenes (y sacar fotos) no es lo mío, así que decidí hacer algo simple. Por suerte, a través de otro post, descubrí Canva.

Con Canva se pueden crear una variedad de cosas que tienen como base una imagen: banners, posts de Twitter, de Facebook, para el blog, cabeceras de Twitter, post en Pinterest, cubiertas para CDs, invitaciones, posters…Y sin tener que preocuparse de las medidas, ya que se encarga de todo, aunque también os da la posibilidad de ajustarlo a las medidas que queráis.

Aquí os dejo uno que había preparado antes:

Un poco de todo

Un poco de todo

Hay plantillas, iconos, marcos que podéis usar, podéis subir vuestras propias imágenes, aplicar filtros, cortar y seleccionar partes de la imagen, cambiar el tipo de letra, el color…Ofrece bastante variedad de opciones gratuitas y también muchas que podéis acquirir por $1. Y luego las podéis descargar como imagen o en formato PDF.

Y lo que más me gustó a mí, que soy bastante torpe, es que ofrecen tutorías de diseño que ilustran los distintos tipos de cosas que podéis hacer. Aunque no se os de el inglés muy bien, no son nada complicados y tienen el formato de una serie de ejercicios prácticos (se tarda unos minutos en completar cada uno), y si no sabéis com hacerlo también podéis ver un video muy cortito que ilustra cada ejercicio. Si os apuntáis a Canva os irán enviando enlaces a los tutoriales de vez en cuando, pero también podéis acceder a todos cuando entráis en la página.

Lo que usé para el video fueron una serie de imágenes con texto que creé en Canva,  usando la portada final del libro, algunas imágenes de posibles portadas (que me preparó mi amiga y gran diseñadora Lourdes Vidal), y…pasteles.

Y hablando de imágenes, os había prometido compartir algunas de las fotografías que mi amiga Christelle tomó en Florencia, porque ella tenía cámaras mucho mejores (yo solo el teléfono) y además en mucho mejor fotógrafa que yo.

Aquí van.

Un techo decorado fabuloso

Un techo decorado fabuloso

A los señores les había prometido una Venus. Aquí la de Tiziano.

A los señores les había prometido una Venus. Aquí la de Tiziano.

Instalación escultórica callejera cerca del Ponte Vecchio

Instalación escultórica callejera cerca del Ponte Vecchio

Ésta me encanta.

Ésta me encanta.

Gracias a todos por leer, a Christelle por las fotos, a Canva por las imágenes y

Me gusta

Me gusta

Advertisements

Hola a todos:

Después de hablaros un poco (vale, bastante) de mi última novela, se me ocurrió que podríamos hablar de mi siguiente proyecto. De hecho os he hablado de él en otras ocasiones, pero espero dedicarme ahora a él y poder acabarlo dentro de… relativamente poco.

Hace un par de años escribí una novela juvenil, con la intención de que formara parte de una serie (una trilogía en principio), en inglés y busqué agente, pero con poco resultado. Durante ese proceso fue cuando descubrí la posibilidad de autopublicar, y cambié algo de rumbo, decidiendo que sería mejor publicar otra novela en la que llevaba más tiempo trabajando y que además tenía ya traducida al inglés y al español (El hombre que nunca existió).

Éste es precios y del cementerio de Poble Nou de Barcelona

Éste es precioso y del cementerio de Poble Nou de Barcelona

La idea de la serie no la abandoné, y de hecho escribí la segunda novela de la serie hace unos meses, pero para entonces había decidido acabar de escribir las tres y publicarlas a intervalos cortos, para ver si creo un poco de interés y  para que la gente no se aburra de esperar. Estoy considerando poner la primera novela gratuita cuando haya publicado la serie completa para atraer más lectores, pero ya veremos. De momento la serie en español se llamará Asuntos Angélicos y la primera novela Alerta Pink.

Aquí un ángel que  no está nada contento  esperando a que acabéis la siguiente novela. ¡Y si no acabáis pronto os echará al león para que os coma!

Aquí un ángel que no está nada contento esperando a que acabéis la siguiente novela. ¡Y si no acabáis pronto os echará al león para que os coma!

Buscando inspiración para la novela, y para la portada, aproveché la visita a Florencia para hacer muchas fotos de ángeles (y cupidos y Eros, que de esos hay unos cuantos) y se me ocurrió también que en los cementerios suelen haber muchas esculturas de ángeles. Os dejo algunas fotos y un enlace a mi board sobre ángeles en Pinterest. Si tenéis sugerencias de imágenes o fotos, ya me lo diréis.

Aquí el enlace a mi tablero de ángeles en Pinterest:

http://www.pinterest.com/olganm7/angels/

Ah, y aunque creo que lo había compartido, os dejo el primer capítulo de la novela, que de momento es un borrador:

¡Qué monos!

¡Qué monos!

Capítulo 1. Petra (alias Pink)

Es verdad. Nadie puede hacerte sentir tan humillada como un amigo íntimo. Sí, estábamos muy unidos. Pero de ahí a asumir…Seth y yo nos conocíamos hacía muchos años, él vivía en la casa de al lado, íbamos a la escuela juntos, compartíamos cosas…Y Seth era el chico más popular del Instituto (y por lo tanto el chico más popular de mi universo), y tenía todas las chicas que quería y todo eso. Ya lo sé, habéis visto la película. Y sabéis que todo el mundo creía que estaba enamorada de él y no era una pena que yo no fuera “su tipo”, y fuera “del montón” y… “llenita”…Pero, OK, acepto que todo le mundo se creyera eso y me tuvieran pena. Lo que no acepto, ni de broma, lo que es realmente ofensivo, es que “él” mismo se lo creyera. Me había llamado por teléfono la noche fatal (el 5 de Noviembre si lo queréis saber), alrededor de la medianoche, bastante bebido, para pedirme que le fuera a recoger a la fiesta de Cris. Me habían invitado pero estaba muy ocupada escribiendo y sabía como eran ese tipo de fiesta. Porque por supuesto, yo también era “aburrida”, “inteligente” y “estudiosa”. No bebía y no tomaba drogas.

Lo fui a buscar (tuve que tomar prestado el coche de mis padres, pero les gustaba Seth, y yo estaba convencida de que al menos mi madre pensaba que las cosas se “desarrollarían” entre nosotros) y lo encontré dándose el lote con una chica. No la había visto nunca, probablemente de una ciudad vecina. Una vez se despidió (algo así como ‘te llamaré’ pero muy difícil de entender con la bebida) me siguió, o más exactamente, lo medio llevé a cuestas al coche. Tuve que pararme una vez para que vomitara. Entonces, cuando paré delante de su casa para dejarle salir, se volvió hacia mí, me besó en la mejilla (una experiencia inigualable oliendo aún a vómito y todo eso) y dijo la frase memorable:

—Sabes, Pink, que si algún día…Sé que no tienes novio…Y si…si no puedes encontrar…Si necesitas a un tío…y quieres un beso y unas caricias o lo que quieras…de verdad, ‘cualquier’ cosas…Yo…Yo estoy a tu disposición con mucho gusto.

Yo le empujé fuera del coche contagiada de las náuseas. Y no conseguí dormir después de eso.

Al día siguiente la cosa se puso aún peor aunque yo lo creía imposible. Tenía la esperanza de que no recordara el comentario, y ni siquiera esperaba o quería una disculpa, pero…Oh, no, eso hubiera sido demasiado fácil. Intenté evitarle durante todo el día, incluso decidí no contárselo a mis mejores amiga, Lorna y Silvia. ¿Lo entendéis? Quizás si no hablaba de ello, no habría pasado de verdad. Podía hacer ver que había sido una pesadilla y me lo había imaginado todo.

Dejé la escuela sin verle y pensaba que mi plan había funcionado y estaba a salvo. Pero no, sería mucho pedir. Cuando llegué a la puerta de mi casa oí a alguien que corría hacia mí. Ni siquiera me hizo falta darme la vuelta; sabía que era él.

—Pink, Pink! ¡Eh…He estado intentando pillarte todo el día!

—Pues por fin lo has conseguido. ¿Qué querías?

—Yo…Escucha, sobre lo de ayer…

Tampoco quería avergonzarle. Era mi instinto maternal hacia él que se había desarrollado a lo largo de los años (si no estaba imprimido en mi ADN) y no lo conseguía desconectar, ni siquiera cuando era vil. Decidí hacer ver que no me acordaba.

— ¿Ayer?

—Lo del sexo…yo…

—Olvídalo.

—No, no. No es eso. Yo sólo…Sólo te quería decir…que iba en serio. No era cosa de la bebida…Por supuesto, no hace falta que te preocupes por nada. No se lo contaría a nadie.

Estaba a punto de preguntarle si estaba hablando en serio, pero me estaba mirando con cara solemne y ‘comprensiva’. No se me ocurrió qué decir y él malinterpretó mi silencio.

—Está bien. No hace falta que digas nada. Nos vemos— me dijo, dándome una palmadita en la espalda. Mi único consuelo fue que al menos no me dio la palmadita en la cabeza, como a un buen perro. Para ser sinceros no era un gran consuelo.

Me podría haber echado a gritar, y de hecho lo hice cuando entré en la casa y me encerré en mi habitación. ¡Lo quería matar! Y sin duda hubiese sido homicidio justificado.

Estuve muy preocupada y dolida un par de semanas, e intenté evitar a Seth con poco resultado. Él parecía no tener ni idea de mis esfuerzos o sentimientos.

No me lo pude guardar más tiempo, y finalmente se lo conté a Lorna y Silvia. También nos conocíamos hacía muchos años, y habíamos ido a la misma escuela y clase desde que éramos pequeñas, aunque Lorna y Silvia vivían en High Ridge, una ciudad vecina. Siempre nos habían interesado las mismas cosas y habíamos pasado el rato juntas, ya que no encajábamos fácilmente en ninguno de los grupos usuales. Estudiosas y amantes de los libros, pero no repelentes (ni siquiera llevábamos gafas), del montón pero no terriblemente feas, no muy deportivas pero tampoco tan torpes como para convertirnos en víctimas propicias de todas las bromas. Y sí, no estábamos en el grupo de la gente ‘in’ y de moda, pero no atraíamos la atención con estilos raros de ropa, maquillaje o tatuajes. En resumen, éramos invisibles y grises. Y hasta entonces eso nos había convenido. También era verdad que mi amistad con Seth nos daba algo de credibilidad y evitaba que cayéramos de pleno en uno de los grupos despreciados.

Yo había estado intentando hacer ejercicio, comer sanamente  y perder peso, y algo de éxito había tenido, aunque era lo suficientemente realista para saber que nunca llegaría a ser Barbie…Incluso si me matase de hambre, la estructura de mi cuerpo no cambiaría hasta el punto de tener piernas que me llegasen a los sobacos y aunque aún tenía esperanzas para mis pechos, hasta entonces se habían negado a convertirse en algo que pudiera atraer la mirada de los chicos.

A Lorna se le había dado mejor lo del crecer, y aunque se negase a aceptarlo cuando Silvia y yo se lo decíamos, se había convertido en una chica atractiva. Era muy evidente que cuando estábamos las tres junta lo chicos ahora la miraban a ella, mientras que antes solían deslizar la miraba sobre nosotras para fijarse en alguna otra persona. Su recientemente alisado y largo pelo marrón, ojos color avellana, perfecto cutis aceitunado y boca en forma de corazón la hacían muy bonita, incluso sin maquillaje. Y era menuda y bien proporcionada. Incluso había salido con algún chico, aunque de momento aún no había encontrado a su príncipe azul.

Por otro lado, la adolescencia no se había portado tan bien con Silvia que de repente había dado un tirón que la había hecho más alta que la mayoría de los chicos de nuestra edad, muy delgada, y lisa como una tabla de planchar. A pesar de innumerables visitas al ortodontista y una sucesión de aparatos que se merecían figurar en un artículo sobre implementos de tortura en Wikipedia, su sonrisa no estaba hecha para anuncios de dentífricos y ella se había vuelto aún más tímida que antes. Desde mi punto de vista de mejor amiga tengo que añadir que las encontraba a las dos hermosas y las mejores amigas que una chica pudiera desear.

Cuando les conté lo que había hecho Seth sus reacciones fueron las que me esperaba.

Lorna estaba indignada.

—¿Quién se cree que es él, eh? Anda… ¿Cómo puedes ser su amiga? No necesitas a ese idiota, Pink. Definitivamente no.

Silvia siempre era amable y lo perdonaba todo. Yo siempre sospeché que a ella le gustaba Seth…Bueno, vale, le gustaba a la mayoría de las chicas, pero Silvia era tan tímida que casi nunca se permitía pensar en chicos, ya que la hacía desmoronarse. Pero yo había visto cómo se sonrojaba cuando Seth miraba hacia ella o le hablaba…si no amor…encaprichamiento al menos.

—Probablemente sólo estaba intentando ser amable…Es un tío a fin y al cabo. No entiende lo que sentimos sobre estas cosas. Estoy segura de que no intentaba humillarte.

—Pues menos mal, ¿no? No creo que lo hubiera podido hacer nada mejor si hubiese estado intentando humillarte…Un polvo de pena…. ¡Ughhhh! ¡Me pone enferma!— dijo Lorna, aún enfadada.

—Sí, yo también estaba muy enfadada al principio. Pero ahora…en lugar de seguir echando humo por la cabeza, creo que quizás debería tomar la iniciativa y hacer algo.

—Sí, pero ¿qué?

—De eso es de lo que os quería hablar. Le tengo que ajustar las cuentas.

—¿Cómo?— Preguntó Lorna, interesada.

—Tengo que demostrar que se equivoca.

—Quieres decir… ¿echarte novio?.. ¿No es un poco demasiado?— dijo Silvia, evidentemente horrorizada por la sugerencia.

—No creo que haga falta ir tan lejos como echarme novio. No quiero novio. Soy demasiado joven y tengo muchas cosas que hacer…De todas formas sabéis que pienso de todo eso.

En resumen lo que pienso de eso es, muy bonito en teoría pero en realidad una gran pérdida de tiempo a una edad en que uno no tiene tanto tiempo para perder. Cosas más importantes que hacer. OK, sé que debéis pensar ‘uvas verdes’ y todo eso…Pero, con toda sinceridad… ¿chicos? Quizás cuando crezcan…si es que crecen alguna vez.

—Ya veo. Tú sólo quieres que él te vea salir con alguien…— dijo Lorna asintiendo. —Lo apruebo.

—Sí ya, pero ¿quién?— Pregunté.

—Veamos.

Como solíamos hacer cuando teníamos que tomar decisiones importantes o discutir asuntos serios nos fuimos al café de la biblioteca. Con la popularidad de los libros electrónicos, netbooks y tablets, móviles android, y particularmente Facebook, Twitter y otros medios de comunicación social, casi no había nadie más que gente mayor en la biblioteca. Siempre nos sentábamos a la misma mesa, al fondo junto a la ventana, y la considerábamos “nuestra mesa”.

Una vez instaladas, con nuestras Coca-cola light, empezamos a buscar candidatos virtualmente. Silvia estaba muy bien organizada e interrumpió a Lorna cuando empezó a nombrar a chicos al tuntún.

—Sería mejor que consideráramos la población de chicos.

—¿Cómo?— le pregunté.

—Bueno, ya sabes…Como si fuera un estudio etnográfico/sociológico. ¿En qué tipo de chico estabas pensando?

—¿Quieres que creemos un perfil?— Preguntó Lorna.

—Quizás. Pero creo que eso sería demasiado ambicioso, considerando la materia cruda que tenemos a nuestra disposición. Será más fácil ver qué hay en cuanto a grupos de chicos que puedan estar disponibles.

—Vale. Un método científico y organizado. ¿Por qué no?— Sí, tenía sentido. No hacía falta ser súper-emocional y comportarnos como niñas. Si lo íbamos a hacer, más valía hacerlo bien. Y como era cuestión de tíos, pensar como uno podría ayudar.

Silvia sacó su i-pad de la mochila.

—¿De veras?— Le preguntó Lorna. —¿No es ir un poco demasiado lejos?

—¿Por qué? ¿Para qué está la tecnología sino para este tipo de cosas?

—¿Para cosas importantes quizás? Como resolver el problema de proporcionar energía y comida a la población del mundo entero, curar enfermedades, educar a las masas…— contesté yo.

—Sí, de acuerdo. Quizás haremos todo eso en algún momento en nuestras vidas, pero ¿qué daño hacemos utilizando una base de datos para tomar una decisión razonable sobre chicos?

Tuve que reconocer que tenía razón. Hoy, encontrar al candidato ideal para novio; mañana, el Premio Nobel.

Lorna, que evidentemente había estado pensando en chicos un poco, se puso a cargo de nombrar los distintos grupos de posibles candidatos, mientras todas considerábamos sus pros y contras. Bueno, no siempre podíamos encontrar pros. Cuando se consideraba el asunto de una forma sistemática, parecía de lo más sorprendente que nadie saliera con alguien. Las agencias matrimoniales se merecían su dinero y más por siquiera atreverse a tal tarea.

—Veamos, veamos… ¿Con qué tipo de chico te gustaría que te viera Seth, Pink?— Me preguntó Silvia.

—Bueno…evidentemente alguien razonablemente atractivo pero con algo de cerebro…Quiero decir, tendría que ser alguien con quien él pudiera creerse que yo saldría…Seth me conoce lo suficientemente bien como para saber que yo no saldría con alguien puramente por su cara bonita…Aunque alguien que fuera solamente “una cara bonita” probablemente tampoco saldría conmigo.

Lorna me miró seria.

—Oh Pink, vamos, no empieces así. No hay problema alguno con tu apariencia. Cualquier chico…

—Dejémoslo. No es cuestión de eso…Seamos metódicas— dije yo.

—OK. Atractivo pero razonablemente inteligente…

Pensamos un rato. No había tantísimos chicos que encajaran en la categoría…

—Siempre están los amigos de Seth…Adam no está mal…— dijo Lorna.

—No, no lo está. Ni tampoco Tony, o Chris, o Scott… ¿Estás bromeando, Lorna? ¿No te has fijado nunca en el tipo de chica con las que salen? Animadoras, chicas de moda…la más bellas o al menos bonitas…Sería una misión imposible y ya sabes que no son demasiado discretos…Cuando salen con alguna chica todo el mundo sabe todos lo detalles. ¡Incluso nosotras!— le contesté.

—Sí, Seth es el único con algo de clase en su grupo de amigos. — Por supuesto, esa fue Silvia. ¿No os había dicho que a ella le gusta Seth?

—Tampoco estoy demasiado convencida sobre ninguno de ellos con respecto al tamaño de sus cerebros. Son populares y buenos en deportes y eso les da mucha manga ancha, pero sus méritos…— añadí yo.

—Seth es bastante listo…creo.

Lorna y yo miramos a Silvia. No estoy segura si yo también lo hice, pero Lorna definitivamente alzó la vista al cielo.

—Sí, y tiene un precioso pelo trigueño y ondulado, ojos verdes, hoyuelos muy monos y todo lo demás. Deja de hablar de Seth, Silvia. Él es el causante de todo este lío y evidentemente Pink no va a salir con él. No, tienes razón, Pink, ninguno de sus amigos sirven para esto. Los conoce demasiado bien, se daría cuenta de que no saldrías en serio con ninguno de ellos…No funcionaría.

La mayoría de chicos considerados listos entraban en una de dos de las categorías más despreciadas, o los cerebros, el grupo de los estudiosos, compuesto principalmente de carácteres relegados, buenos para tener una conversación o formar grupo de estudio, pero no para salir con ellos, y los frikki informáticos.

—Theo, Paul, Mark y Luke…— dijo Silvia.

—¿Los cerebros? Por supuesto, son inteligentes, pero… ¿atractivos? ¿Les has mirado alguna vez?— dije yo.

—Bueno…sí, pero Mark…tiene unos ojos bonitos…— añadió Silvia.

—Sí, y Theo es muy alto, y Luke tiene un pelo negro rizado fabuloso, pero, Mark tiene un acné horroroso y es muy bajito, Theo es enorme y siempre está sudando, Luke lleva unas gafas muy pasadas de moda y es tan delgado que casi no se le ve de perfil y Paul…— seguí yo.

Sí, el pobre Paul era oficialmente el tío más feo de la escuela. Era un chico encantador pero si saliera con cualquiera de ese grupo seguro que Seth pensaría que estaba desesperada o me había vuelto locas. Probablemente volvería a repetirme su oferta si me viera con uno de ellos. Tampoco funcionaría.

Lorna negó con la cabeza.

—No, ninguno de ellos servirá. No sólo son feos pero también son muy tímidos con las chicas y no tienen gracias sociales. Probablemente les daría un infarto si siquiera sospechasen que querías salir con uno de ellos…Y…

—Sí, lo sé. Son demasiado majos y les haría daño si los usase así. — De acuerdo, me quería vengar de Seth, pero no era justo hacerles daño a otros para conseguirlo. Yo no creo en el “daño colateral”.

Llenamos otra vez los vasos de Cola light y volvimos a concentrarnos en el documento en el i-pad de Silvia…De momento sólo cruces…Sherlock Holmes solía clasificar los casos en los que estaba trabajando en categorías de dificultad según el número de pipas que se tenía que fumar para llegar a la respuesta. Fumar ya no era correcto socialmente y mujeres y pipas nunca se habían llevado demasiado bien así que…Supongo que en nuestro caso clasificaríamos problemas o planes en relación al número de colas light que nos bebíamos mientras los discutíamos. Éste podría llegar a batir nuestro record de tres.

—¿Y los frikki informáticos? No son tan sensitivos como los cerebros— sugirió Lorna.

Aunque los cerebros estaban bastante obsesionados con la informática, los frikki eran una categoría de chicos diferenciada. Sólo parecían tener tiempo para accesorios electrónicos, juegos, y la mayoría del tiempo parecían vivir en una realidad alternativa que sólo se cruzaba con la nuestra esporádicamente.

—Y aparte de Troy, el resto tienen una pinta bastante normal — afirmó Silvia.

Todas pausamos al mencionar a Troy. Era hijo del alcalde y a comparación con su hermano mayor que había terminado la escuela con una beca de fútbol y ahora estaba estudiando en Davis, la joya de la familia, era realmente raro y tenía un aspecto de lo más extraño. Siempre me hacía pensar en actores de película de terror. No parecía pertenecer a nuestro planeta. No era feo, pero como un Picasso su estética y fisonomía eran extremadamente poco convencionales. Es cierto que nadie podría pasar desapercibido dándole la mano, pero no estaba convencida de que ese era el tipo de atención que yo quería.

—¿Has intentado hablar alguna vez con Matt, Pete, Dean o Todd de algo que no sean juego, ordenadores o comics? Sé que lo habéis intentado. Yo también. Sin ningún éxito. Quiero venganza, pero no a coste de mi cordura. No quiero un novio de verdad pero al menos apreciaría a alguien con quien pudiera hablar…

Más cruces. Seguíamos sin ningún sí.

—¿Y qué me dices de los chicos invisibles?— Preguntó Lorna. A los que se refería eran a chicos como nosotras que no parecían pertenecer a ninguna de las categorías establecidas. Normales y corrientes, sin pasarse de feos, no particularmente deportistas, sin ser particularmente inteligentes, ni especialmente atractivos…

—No. Pink necesita a alguien que le llamara la atención a Seth. A alguien que le hiciera volver la cabeza si le viera con ella. Un invisible…por sus características esenciales no serviría.

Asentí. Sí, Silvia tenía razón.

—Se daría cuenta si salieras con uno de los rebeldes — dijo Lorna.

Sí, incluso Hope Springs, ‘la ciudad donde nunca pasa nada’ (de acuerdo con nuestra versión revisada del lema oficial que era ‘donde todos los sueños son posibles’. Estoy de acuerdo, empalagosamente dulce, y además falso) tenía chicos malos. A nuestra edad no estábamos totalmente convencidas de que fueran genuinamente malos, no habían tenido suficiente tiempo para cometer muchas maldades, pero eran rebeldes, inconformistas y más problemáticos que la mayoría. Había que admitir que en un sitio como Hope Springs eso no era muy difícil pero…tenían un poco de mala reputación.

—Clint tiene novia. Y Jesse…— dijo Silvia.

Jesse había empujado a Silvia el año pasado y ella se había caído por las escaleras torciéndose el tobillo. Él había insistido en que no lo había hecho a posta, diciendo que tenía mucha prisa y ella estaba en medio, pero…oficialmente era persona non-grata para nosotras. De acuerdo con nuestras predicciones acabaría en la cárcel algún día. Carne de prisión iba más allá de lo que yo había pensado. No.

Habíamos llegado a nuestra tercera cola light y seguíamos sin candidatos razonables.

—No puedo pensar más — dijo Lorna. —Creo que debemos habernos repasado toda la clase”

Nos quedamos calladas unos segundos y entonces Silvia saltó.

—¡Tienes razón! ¡Eso es! Hemos revisado a todos los chicos de nuestra clase. Pero esos no son todos los chicos. Tenemos que buscar en otras clases. Necesitamos expandir nuestro intervalo de edades.

Cerré los ojos. Sabía adonde íbamos con esto. Podía ver el nombre que Silvia iba a mencionar parpadeando en luces de neón. Pero aún tenía curiosidad por ver cómo le sacaría a relucir.

—No creo que chicos más jóvenes sean apropiados. Primero…incluso chicos de nuestra edad son inmaduros, ¿os podéis imaginar cómo deben ser los chicos más jóvenes? Un año más joven ya sería demasiado. No quieres echarte reputación de ladrona de cunas — dijo Lorna, terminantemente. Tenía una forma de resumir las cosas e ir derecha al grano que yo siempre había admirado y creía que sería una gran ventaja para una carrera en publicidad o el cine.

—No, Seth se reiría de mí si saliera con un chico más joven. Se metería con él y conmigo todo el tiempo. No, eso no serviría para nada.

—Anda chicas, vamos. Sabéis que no me refería a salir con un chico más joven. Lo que quería decir es que tendrías que considerar a chicos más mayores. Siempre le da status a una chica el salir con un tío mayor. Un hombre de mundo, maduro…

—Seguro, pero ¿cómo de mayor? ¿De qué estamos hablando? ¿Chico universitario?— preguntó Lorna, girándose hacia mí y guiñándome un ojo. Evidentemente ella también había llegado a la misma conclusión sobre las intenciones de Silvia.

—Tampoco queremos pasarnos o hacer que el tío acabe pareciendo un viejo verde o un pedófilo…No, quizás alguien que sea un par de años más mayor…— añadió Silvia, intentado sonar casual, y fallando miserablemente.

—Me parece que no conocemos a muchos chicos de esas edad, ¿verdad Lorna? — Pregunté, mirando a Lorna e intentando mantener la expresión seria.

—No. A mí no se me ocurre ninguno. Quizás tíos de otra ciudad…— Lorna chasqueó los dedos. — ¡Tengo una idea! Silvia, ¿por qué no le preguntas a tu hermano Jackson si tiene algún amigo que pueda ser apropiado? Es dos años mayor que nosotras, ¿no? No conozco a sus amigos, pero quizás alguno de ellos sirva. Podríamos llamarle.

Lorna y yo miramos a Silvia con caras serias y decididas.

—Sí, eso parece una buena idea. ¿Por qué no llamas a Jackson, Silvia, y le preguntas?— Dije yo.

Silvia nos miró a las dos, ruborizada, respirando rápida y superficialmente, intentando pensar en algo que decir. Finalmente no pudimos resistirlo más tiempo y nos echamos a reír.

—¡Tendrías que verte la cara, Silvia!— le dije.

—¡Me estabais tomando el pelo! ¡Sabíais que me refería a mi hermano!”

Lorna le dio un achuchón en el brazo.

—Por supuesto que sabíamos que te referías a tu hermano. Siempre estás intentando juntarle con Pink. Desde siempre has tenido la idea de que los dos se enamorarán locamente, serán felices y comerán perdices, vosotras dos seréis hermanas y tendrás preciosos sobrinos y sobrinas.

—¡Pero a Jackson tú le gustas de verdad, Pink!

—Sabes que pienso que tu hermano es un chico majo y me gusta, como amigo, pero…

Lorna de nuevo se dejó de rodeos.

—Jackson es torpe, tiene una atención tan breve como la de un pez y aparte de deportes de pelota muy pocos intereses. Tú eres el cerebro de la familia, querida Silvia. Tu hermano, aunque no es feo, es un poco…

Silvia no la dejó terminar.

—Tienes razón, esto es cuestión de venganza y no sería justo mezclar a mi hermano cuando él tiene sentimientos por ti…

El pobre Jackson probablemente ni siquiera sabía qué sentía, pero confiaba en la opinión de su hermana sobre sus sentimientos y siempre había sido extra-amable conmigo, aunque yo había intentado tanto como pude, sin herirle, hacerle entender que no le veía como posible novio, y de hecho no quería ningún novio. Lorna tenía razón, feo no era. Tenía la perfecta sonrisa que su hermana no había conseguido a pesar de innumerables visitas al dentista, y aunque muy alto, jugaba al baloncesto y su altura le sentaba bien.

—Bueno, eso es todo. Tendremos que seguir pensando. — dijo Lorna. —No puedo beber más Coca-cola light o seguir hablando de tíos. Tendremos que dejarlo.

—Quizás aparecerá alguien nuevo — dijo Silvia, siempre optimista. Yo no creía que eso fuera probable pero asentí. ¿Para qué preocuparla más después de nuestros comentarios sobre su hermano? Quizás todos nuestros sueños se convertirían en realidad de todos modos.

 

Por si leéis en inglés os dejo el enlace a la primera novela que he descargado completa (aunque es solo un borrador) a Wattpad (aunque cuando la publique desaparecerá de ahí):

http://www.wattpad.com/story/12042085-angelic-business-1-pink-matters

Me he apuntado al ‘National Novel Writing Month‘ que es una iniciativa en la que te puedes apunta con un montón de gente y te retas a ti mismo a escribir una novela de al menos 50000 palabras durante el mes de Noviembre (gracias a Teagan por la sugerencia y por ser mi buddie). Puedes participar en foros, ir descargando la novela para no perder la cuenta de las palabras y tener compañeros de escritura (buddies) de apoyo mutuo. Espero poder terminar el borrado de la tercera novela gracias a esa iniciativa por la que he sentido curiosidad hace tiempo, aunque ya se sabe, habrá que editar, traducir, corregir… Eso quiere decir que estaré algo ocupada en Noviembre, así que no os extrañéis si veis reblogs y os traigo algunos favoritos de siempre, aunque intentaré seguir con algún invitado para que no os aburráis.

Por si acaso, os dejo el enlace a NaNoWriMo:

http://nanowrimo.org/

Y por lo de la inspiración una foto de la tumba de Oscar Wilde, que volví a visitar en Père Lachaise en París. Ahora han puesto un cristal protector para evitar tener que limpiarla tan a menudo, ya que hay una nota que dice que la familia paga por la limpieza:

El angel de Jacob Epstein en la tumba de Oscar Wilde

El angel de Jacob Epstein en la tumba de Oscar Wilde

Y para los desengañados, mirad lo que encontré también en el cementerio del Poble Nou:

¡Ay amor, amor! Ya me parecía a mí...

¡Ay amor, amor! Ya me parecía a mí…

Gracias a todos por leer, y ya sabéis, si os ha interesado, dadle al me gusta, comentad, compartid y ¡haced CLIC! Y si encontráis algún ángel por ahí, ya sabéis…

Hola a todos;

Como sabréis si me leéis a menudo hace poco he publicado una novela romántica (I Love Your Cupcakes[Me encantan tus cupcakes]) en la que gran parte de la acción transcurre en un concurso de cocina televisivo.

I Love Your Cupcakes (Me encantan tus cupcakes) de Olga Núñez Miret. Portada de Lourdes Vidal

I Love Your Cupcakes (Me encantan tus cupcakes) de Olga Núñez Miret. Portada de Lourdes Vidal

 

Para ser más precisos, un concurso de repostería. La semana pasada mencioné algunos de los concursos más conocidos de este tipo, aunque la verdad es que mi inspiración vino de ver de vez en cuando (sobre todo cuando visitaba a mis padres) un par de programas, Cucake Wars (Guerra de Cupcakes) y un programa realidad centrado en una pastelería de Baltimore que se llama Charm City Cakes (el programa en inglés se llama Ace of Cakes, As de pasteles, pero lo han traducido como Dulces e increíbles).

Os dejo algún enlace a los programas originales:

Cupcake Wars:

http://www.foodnetwork.com/shows/cupcake-wars.html/

Ace of Cakes:

http://www.foodnetwork.com/shows/ace-of-cakes.html/

Y por si acaso queréis echarle un vistazo a la pastelería propiamente dicha, aquí está

http://charmcitycakes.com/

 

He encontrado bastantes blogs que se dedican a compartir recetas de estos programas y os dejo un par, el primero de Cupcakes:

http://www.todareceta.es/b/cupcake-wars-español.html

Y un post (hay muchos) sobre Dulces e increíbles:

http://www.recetasparatontos.com/2012/04/megatartas-del-programa-ace-of-cakes.html

Y para que no digáis que todo son enlaces hoy, aquí va una de las recetas que comparto en el libro (y no hay muchas porque el libro es ficción).

Crema catalana (cibo360)

Crema catalana (cibo360)

(Imagen de: http://www.cibo360.it/cucina/mondo/crema_catalana.htm)

Crema Catalana

  • 1/2 l. de leche
  • 75 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 20 gr. de maizena
  • 1/2 limón
  • Canela en rama

 

Empezamos a hacer la crema catalana casera cociendo la leche en un cazo junto con una rama de canela y la ralladura de medio limón bien limpio, poniendo mucho cuidado de que no caiga nada de la parte blanca.

Mientras, en un plato hondo echamos las yemas de los 3 huevos (reservamos las claras para otra receta), y las batimos junto con el azúcar. Es importante para que la crema catalana casera quede bien, que el azúcar quede perfectamente integrado con el huevo.

Luego echamos la maicena (harina de maíz) tamizada, y seguimos batiendo, y cuando no haya ningún grumo, echamos la mezcla en el cazo con la leche hirviendo, removiendo enérgicamente.

Hay que remover la crema catalana casera en el cazo hasta que tome cierto espesor. Hecho esto, la echaremos en los cuencos, la dejaremos enfriar, y la meteremos en el frigorífico unas 2 horas.

Antes de llevar la crema catalana casera a la mesa, hay que quemarla con un soplete de cocina, hasta que la superficie se caramelice y se tueste. (También venden unos palas de hierro que se calientan al rojo y se usan para quemar el azúcar espolvoreado. Es el método tradicional, aunque hay gente que la pone al grill, pero hay que ir con cuidado y se debe quemar al momento.)

http://crema-catalana-casera.recetascomidas.com/# (descargada en Junio del 2014)

Y por si no habéis tenido suficiente, el enlace a mi tablero de pasteles, cupcakes y otras cosas buenas en Pinterest:

http://www.pinterest.com/olganm7/food-ideas-for-pos-book/

Y un video que he creado (pero os advierto que mi estilo creando videos es un poco personal):

http://youtu.be/rmiXlVyuywQ

Gracias a todos por leer, a los blogs por prestarme sus recetas, y si os ha interesado, dadle al me gusta, comentad, compartid, y haced CLIC!

Hola a todos:

Como sabéis os he estado hablando de mi novela en preparación ‘I Love Your Cupcakes (Me encantan tus cupcakes)’ hace tiempo. Por fin ha visto la luz! O en su caso, ha salido del horno”

I Love Your Cupcakes (Me encantan tus cupcakes) versión española de Olga Núñez Miret. Portada de Lourdes Vidal

I Love Your Cupcakes (Me encantan tus cupcakes) versión española de Olga Núñez Miret. Portada de Lourdes Vidal

Si se os cae la baba con los programas de cocina televisivos y creéis que el chocolate es una de las Siete Maravillas del Mundo, seguid leyendo…

I Love Your Cupcakes (Me encantan tus cupcakes) es un romance “dulce”, una fantasía virtual alta en calorías y una aventura divertida. ¡Atreveos a dadle un mordisco!

Dulce, Adelfa y Storm, los protagonistas de ‘I Love Your Cupcakes’ (Me encantan tus cupcakes) son socios de negocios, amigos, y comparten algunas “interesantes” conexiones familiares. Dulce está cansada de que todos los hombres solo se fijen en sus pasteles. Su amiga Adelfa, aunque profesora de química, no consigue encontrar la receta para la relación perfecta. Y Storm, el tercero de los socios de su pastelería/cafetería/librería/galería de arte y ex-cuartel de bomberos, es un artista que no domina el arte del amor. ¿Cómo iban a imaginarse que en el plató del concurso “¿Tienes lo que hace falta para convertirte en la próxima estrella de la repostería?” iban a encontrar acoso sexual, tramposos, peleas, amistad y también amor?

Con perros, coches de bomberos, autobuses (escolares y Londinenses de dos pisos), artistas, químicos, ingenieros, arquitectos, intriga, escándalos, bigamia…y muchos, muchos postres, ‘I Love Your Cupcakes’ es una comedia romántica con un corazón muy dulce. No esperéis realismo intenso o lecciones sobre lo dura que es la vida. Encontraréis malos malísimo, tramposos, buenazos, bichos raros y personajes encantadores a pesar de sus defectos. Sobretodo os puedo prometer buen humor, amistad, sonrisas, espíritu comunitario y muchos pasteles. ¡Probadlo! ¡Estoy segura de querréis más!

Espero que lleguéis a apreciar a Dulce, Adelfa, Storm y sus amigos tanto como yo. Y si es así, por favor, decídmelo. ¡No me importaría seguir escribiendo más aventuras sobre ellos y hornear más pasteles!

Espero que poco a poco esté disponible en todas partes. De momento y en versión electrónica (también espero que aparezca en papel, pero lleva un poco más de tiempo):

En Amazon (en todas las tiendas):

http://bit.ly/1sDPZJS

En Kobo:

http://bit.ly/1rsEYaH

En Apple (i-Tunes):

http://bit.ly/10eL71l

Y si usáis Page Foundry:

http://bit.ly/1rzXNKJ

Scribd:

http://bit.ly/1yvsc1j

Por si os pica la curiosidad, os dejo el enlace a un post que publiqué hace un par de semanas donde compartí el principio de la novela:

https://olganm.wordpress.com/2014/09/09/i-love-your-cupcakes-me-encantan-tus-cupcakes-mi-nueva-novela-romantica-y-muy-dulce-esta-al-caer-y-aqui-os-dejo-el-principio/

Y por si os entra el hambre o simplemente queréis alegraros la vista sin acumular las calorías, os dejo el enlace a mi board con pasteles, cupcakes y otras cosas ricas, en Pinterest:

http://www.pinterest.com/olganm7/food-ideas-for-pos-book/

Gracias por leer, espero que os animéis a echarle un vistazo, y si os ha interesado, ya sabéis, dadle al me gusta, comentad, compartid, y haced CLIC!

Ballerina Tower Cupcakes. Gorgeous!

Ballerina Tower Cupcakes. Gorgeous!

Hola a todos:

Perdonad que empiece el post con un título tan dramático, pero por lo que he leído solicitudes de ayuda y acción funcionan bien, así que pensé que lo probaría.

Si habéis leído un post que publiqué recientemente sobre mis futuros planes, en el que hablaba de Una vez psiquiatra y otras ideas, recordaréis que mencioné que estaba pensando en escribir otra novela romántica. Aunque eso no era mi prioridad, no sé por qué, me sigue dando vueltas por la cabeza, y tengo apuntes y más ideas sobre cómo va a ir y algunos detalles. Tanto que sospecho que al final acabaré escribiéndola antes que otros proyectos que tenía.

Empecé a documentarme en el internet y he creado un tablero en Pinterest (me lo pasé muy bien, y hay tanta variedad que seguiré añadiendo fotos).

Por si necesitáis inspiración, os dejo el enlace aquí, aunque os aconsejo que no lo visitéis si tenéis hambre o estáis pensando en poneros a dieta.

http://www.pinterest.com/olganm7/food-ideas-for-pos-book/

—Así que —os estaréis preguntando — ¿qué ayuda necesita?

No quiero contaros mucho sobre la novela, ya que de momento solo son unas cuantas notas e ideas en mi cabeza, pero a menos que decida cambiarla completamente, estoy pensando en una protagonista femenina, una amiga (de momento es amiga, aunque eso podría cambiar…y de hecho… podría ser interesante). Y tendrán una tienda de cupcakes (o una pastelería).

No tengo nombres para los personajes, aunque no he pensado demasiado en ellos, pero todas las sugerencias se agradecen (y por supuesto nombre de hombre también, por que como sabéis será una historia romántica, y aparte del héroe también habrá varios hombres más).

Blueberry cupcake (No, I haven't made it. Belongs to a blogger)

Blueberry cupcake (No, I haven’t made it. Belongs to a blogger)

A lo que me he dedicado es a echarle un vistazo a nombres  de tiendas. En mis visitas por el internet he encontrado algunos nombres que me han gustado y aquí os los pongo. (De momento solo he estado mirando nombres en inglés, pero aún no he decidido si utilizaré el mismo nombre, la traducción (si funciona) o un nombre en español para la versión española, así que me encantaría tener sugerencias en los dos idiomas).

Fab cupcakes

My Delights

Iceing on Your Cupcake

Cupcake Heaven

Lola’s Cupcakes (or any name’s and Cupcakes. It’s simple but I quite like it).

Lickylips Cupcakes

Sugar Baby’s

The Cupcakery

Cupcake Couture

Sugar Sweet Sunshine

Sugar Bliss

Eat Cake

Dream Cupcakes

Sugar Daddies

Swirl Cupcakes

Sprinkle Cupcakes

Your Cup of Cake

Maison Cupcake

Cupcakers

No estoy muy convencida sobre lo de poner “Sweet” o “Dulce” en el nombre, pero por otro lado es descriptivo…

Estos son los nombres que se me han ocurrido a mí, pero no estoy demasiado segura. A ver qué os parecen:

Killer cupcakes

Cupcake Madness/Paradise

Cupcake Magic

Cupcake Love/Cupcake Lovin’

Sweet Surrender

Lady Cupcakes

Sweet Temptation

Me gustaría saber si alguno de ellos os parece bueno, pero acepto sugerencias ya que de momento ninguno ha hecho clic (y sospecho que para cuando leáis el post se me habrán ocurrido más, pero si puedo los añadiré).

Tampoco tengo título para el libro. Podría ser el nombre de la tienda o algo que contenga el nombre, o algo completamente distinto.

También estoy pensando en incluir algunas recetas de cupcakes y posiblemente otros pasteles, así que si sabéis de alguna receta original y deliciosas y las queréis compartir, yo estaría agradecidísima (y encantada, y quizás las incluya en el libro).

Si llego a usar vuestras ideas o sugerencia y queréis que os incluya en el libro, dejadme vuestro nombre y enlace y os agradeceré oficialmente vuestra contribución, y por supuesto os regalaré o enviaré una copia electrónica del libro cuando esté listo.

Muchísimas gracias por leer, por todas las sugerencias, y ya sabéis qué hacer, dadle al me gusta, comentad, y por favor, si podéis, compartid!

Peacock cupcake. Amazing!

Peacock cupcake. Amazing!

Y para que no digáis que me ha quedado demasiado dulce el post, os pongo al día de como sigue la publicación de Una vez psiquiatra… que ya está disponible en otros formatos.

Una vez psiquiatra... Diseño de Ernesto Valdés

Una vez psiquiatra… Diseño de Ernesto Valdés

Para los que compréis libros electrónicos en Barnes & Noble y tengáis un Nook, lo podéis comprar aquí:

http://bit.ly/1e0x8Ru

Si tenéis un Kobo, haced clic aquí:

http://bit.ly/1aAyz8N

Y si preferís papel, ya está disponible en Create Space (en Amazon dentro de unos días):

http://bit.ly/KYKfpa

Gracias y que aproveche!

Nordic walking in Hungary

Nordic walking in Hungary (Photo credit: Wikipedia)

It’s no secret. Most of us aim to achieve and maintain a certain level of fitness. It’s good for your health, it helps your mood and makes you feel good, and it makes you look good. How to go about it is another story.

I must confess to being a disaster when it comes to sports. I’m not even good at watching them (truth be told I enjoy watching gymnastics and ice-skating. At some points in life I’ve been into tennis, I quite enjoy watching diving and some athletics) and as a child I was fairly big and very clumsy. I always sported bruises, grazes and all kind of injuries testimony to my lack of coordination. I was fairly good at school, except for PE.

I’ve always loved walking. Although I don’t have the stamina I had before, I quite happily go walking anywhere for hours on end. My right knee has seen better days and cycling is not a good option. I can swim (nothing fancy), but my neck is also problematic and can only do short bursts.

When I was in Medical School, one of my peers and friends, Carmen, who also lived nearby, suggested that we should join a gym. It seemed like a good idea. As it tends to happen to me very often, she ended up not joining, and I went for several years, even moving gyms when the one I was attending specialised in Kick Boxing. I’ve always preferred classes (aerobics at the time) rather than machines and your own programme, apart from the social aspect of it, because it’s easier to get motivated. Although I’m fairly stubborn, and if I decide to do something, normally I’ll keep going until I decide I’ve had enough.

Since I moved to the UK my attendance has varied as I’ve moved about a fair bit. I went to a David Lloyd Club when one open nearby the first hospital where I worked, in Eastbourne. I played badminton (no ability for that either but at least I ran around with a colleague a bit), and went to a variety of classes. Then at times I’ve joined the odd class, I’ve gone rambling, etc. For the last 10 years or so I’ve been a member of a variety of gyms. I’ve tried different classes. Step (I’m pretty bad at free step although can manage some classes if they aren’t too complicated), aerobic variety of classes, body pump (classes with weights), combat (kicking and punching a non-exiting opponent, although you’re free to imagine whoever you like), attack (high impact aerobics), aqua-aerobics (I managed to kick the pool and break a toe)… More recently and because due to my neck problems I can’t tolerate weights that much I tried some of the more dance-based lessons, like Jam, Shebam, Zumba, and I’ve been doing yoga for over a year. I prefer the more active classes (attack, combat) although probably it’s variety that I appreciate.

With my plans for the future (that would mean leaving my job and not having a regular income) I have been looking at the things I do. Membership of the gym is quite expensive and there’s the time factor, so I decided to try and explore other options. When the weather is good, more walking, even running (that I don’t like very much but enjoy when I visit my friend Iman in Paris), and thinking about checking Nordic walking (I’ve heard good things about it from Silvia, a friend I met at the first gym I joined). I discovered quite a few people sharing workouts and exercising regimes in Pinterest and there’s a wealth of different options and videos to try in You Tube (I quite like the Daily Hiit, [Hiit= high intensity interval training] although some of the workouts are scary just to watch, but I’ve recently downloaded Body Rock TV on the phone and survived to the 30 days fitness challenge, where Lisa shared real time workouts. I must say it’s a real challenge, especially considering that I was going to the gym 5 or 6 times a week and I suffered through it). Interval training is quite the thing these days and they offer short programmes for people with limited time (although you’ll need a fair amount of energy). I also read about other fitness apps and I’m now trying ‘Nike Training Club’, that has the advantage, especially if you’re travelling, of not relying much on equipment, not requiring Wi-fi connection (you’ll need it if you want to share, but not just to follow the workout), and giving you the option to use your favourite music. (Yes, and it’s FREE. The particular one I share is recommended for women but there are versions for men and others.) I’m also exploring the yoga videos and trying to find those I find suit me best. I’m alternating different things, I have a bit more time and I’m saving on fuel. But we’ll see. Nothing suits everybody but there’s a big variety of things available, of local groups, and no reason why one cannot alternate with local classes or anything else. The important thing is to keep active.

I leave you some links in case you want to check any of these:

http://www.bodyrock.tv/

http://www.dailyhiit.com/

http://www.nike.com/us/en_us/c/womens-training/apps/nike-training-club

Thanks for reading, I hope you enjoyed it, and if you have, please like, comment (and let me know of your favourites), share and if you want to know more you can always click and see.

Fitness Motivation: No Excuses!

Fitness Motivation: No Excuses! (Photo credit: UrbaneWomenMag)

MasticadoresdeLetrasColombia

Sitio oficial de la editorial Fleming para publicar a creadores. Directores: Hector Medina & J. re crivello

About A Book Club

Obsessive Reader | Perpetual Student | Crazy Cat Lady

My Paranormal Photography

I am not here to convince you of anything, I am just sharing my personal experiences

princesssa

Vive y deja vivir... ama y dejate amar

%d bloggers like this: