Archives for posts with tag: Felipe IV

Es viernes y toca autor invitado. Os traigo a un clásico que me vino a la mente hace poco. Me gusta mucho el teatro, y me dio por pensar en lo que yo he llegado a disfrutar viendo obras clásicas. Recuerdo una maravillosa representación de Fuenteovejuna  de Lope de Vega en el Teatre Nacional de Catalunya, y aunque por supuesto Lope vendrá de invitado, siempre he sentido debilidad por La vida es sueño así que le ha tocado a Calderón de la Barca. Como siempre os dejaré una breve biografía, una muestra de algunos de sus poemas, y enlaces gratuitos a sus obras.

Pedro Calderón de la Barca

Pedro Calderón de la Barca

Biografía:

Pedro Calderón de la Barca nació de familia bien (hidalgo y padre con un cargo en la corte) en Madrid en 1600. Tercero de una familia de cinco hijos, su padre insistió en que estudiara para ser sacerdote. Tuvo una educación clásica en los Jesuitas de Madrid, estudiando luego en las Universidades de Alcalá y Salamanca. Acabó sus estudios de derecho pero no se ordenó sacerdote. Escribió poemas religiosos y su primera comedia vio la luz en 1623 (Amor, honor y poder). Él y sus dos hermanos tuvieron enfrentamientos con su padre (que se había casado en segundas nupcias al quedar viudo) y luego tuvieron que entablar batallas legales con la viuda para conseguir su legado. Sus biógrafos han sugerido que los muchos enfrentamientos padre-hijo de sus obras pueden tener base en sus dificultades con su padre.

Estuvo al servicio de varios nobles y viajó por Italia y Flandes. También ejerció de soldado y llevo una vida algo desordenada, rumoreándose que estuvo envuelto en un homicidio.

Desde 1625 escribió una abundante obra dramática para la corte, para el Palacio Real y luego, a su inauguración para el teatro del palacio del Buen Retiro. Se ganó el favor del rey (Felipe IV) y se estableció como el más importante dramaturgo español de la época (ya que la fama de Lope de Vega ya había decaído, y habían tenido algunos desacuerdos).

Fue nombrado Caballero de la Orden de Santiago por el rey, y se distinguió como soldado en el sitio de Fuenterrabía (1638) y en la Guerra de Secesión en Cataluña (1640). Entró al servicio del Duque de Alba en 1645. Después del nacimiento de su hijo natural, decidió cambiar de vida (según algunas fuentes) y se ordenó sacerdote en 1661, y al poco tiempo le nombraron capellán de Reyes Nuevos de Toledo. Desde su ordenación decidió no escribir más obras públicas, pero a petición del rey siguió escribiendo para la corte y se le consideraba el dramaturgo más exitoso de la corte. En 1663 se trasladó a vivir a Madrid cuando el rey le dio el título de capellán de honor. Murió el 25 de Mayo de 1681 en relativa pobreza.

Su producción se ha calculado en ciento diez comedias, ochenta autos sacramentales, loas, entremeses y otras obras menores (incluyendo zarzuelas). Aunque siguiendo las pautas de Lope de Vega, sus obras suelen tener menos personajes, se centran más en un protagonista principal, y son más pulidas en cuanto a técnica y forma. Algunas de sus obras revisitan temas de Lope (como El alcalde de Zalamea, El médico de su honra, o El mayor monstruo, los celos).

Calderón fue más allá, y aparte de ahondar en temas como la honra, los celos y la pasión, también creó una forma más simbólica, espiritual y filosófica, como demuestran El mágico prodigioso, La devoción de la cruz y su obra maestra La vida es sueño.

Calderón también se interesó mucho por la escenografía, decorados y puesta en escena, y la música, y colaboró con algunos de los más importantes artistas de la época.

Os dejo los dos monólogos de Segismundo (en La vida es sueño), porque aunque la gente prefiere preferir el segundo, a mí me gustan los dos:

Primer monólogo de Segismundo

¡Ay mísero de mí, ¡ay infelice!
Apurar, cielos, pretendo,
Ya que me tratáis así,
qué delito cometí
contra vosotros naciendo.
Aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido;
bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor,
Pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.

Sólo quisiera saber
para apurar mis desvelos
(dejando a una parte, cielos,
el delito del nacer),
¿qué más os pude ofender,
para castigarme más?
¿No nacieron los demás?
Pues si los demás nacieron,
¿qué privilegios tuvieron
que no yo gocé jamás?

Nace el ave, y con las galas
que le dan belleza suma,
apenas es flor de pluma,
o ramillete con alas,
cuando las etéreas salas
corre con velocidad,
negándose a la piedad
del nido que dejan en calma;
¿y teniendo yo más alma,
tengo menos libertad?

Nace el bruto, y con la piel
que dibujan manchas bellas,
apenas signo es de estrellas
(gracias al docto pincel),
cuando, atrevido y cruel,
la humana necesidad
le enseña a tener crueldad,
monstruo de su laberinto;
¿y yo, con mejor instinto,
tengo menos libertad?

Nace el pez, que no respira,
aborto de ovas y lamas,
y apenas bajel de escamas
sobre las ondas se mira,
cuando a todas partes gira,
midiendo la inmensidad
de tanta capacidad
como le da el centro frío;
¿y yo, con más albedrío,
tengo menos libertad?

Nace el arroyo, culebra
que entre flores se desata,
y apenas, sierpe de plata,
entre las flores se quiebra,
cuando músico celebra
de los cielos la piedad
que le dan la majestad
del campo abierto á su huida;
¿y teniendo yo más vida,
tengo menos libertad?

En llegando a esta pasión,
un volcán, un Etna hecho,
quisiera arrancar del pecho
pedazos del corazón.
¿Qué ley, justicia o razón
negar a los hombres sabe
privilegios tan suave
excepción tan principal,
que Dios le ha dado a un cristal,
a un pez, a un bruto y a un ave?

Segundo monólogo de Segismundo

Es verdad. Pues reprimamos
esta fiera condición,
esta furia, esta ambición,
por si alguna vez soñamos:
Y sí haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir sólo es soñar;
y la experiencia me enseña
que el hombre que vive, sueña
lo que es, hasta despertar.

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que á medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Firma de Pedro Calderón de la Barca

Firma de Pedro Calderón de la Barca

Enlaces:

Wikipedia

http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Calder%C3%B3n_de_la_Barca

Biografías y vida:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/calderon.htm

Los poetas:

http://www.los-poetas.com/h/biocalde.htm

Enlaces a obras:

Poemas:

http://www.los-poetas.com/h/calde1.htm

Más poemas:

http://www.buscapoemas.net/poeta/Pedro-Calder%C3%B3n-de-la-Barca.htm

La vida es sueño

http://www.ciudadseva.com/textos/teatro/calderon/la_vida_es_sueno_1.htm

Sus obras gratuitas en 24 símbolos:

http://www.24symbols.com/author/pedro-calderon-de-la-barca?id=120

Hay 859 obras listadas en la Biblioteca virtual Cervantes:

http://www.cervantesvirtual.com/controladores/busqueda_avanzada.php?q=Pedro+Calderon+de+la+Barca#posicion

Hay 220 obras listadas en Amazon pero no me deja ver si son gratuitas en Amazon.es. En .com hay muchas. Echadle un vistazo vosotros:

http://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_ss_c_0_11?url=search-alias%3Ddigital-text&field-keywords=calderon%20de%20la%20barca&sprefix=Calderon+de%2Caps%2C334

Billete de 25 pesetas con imagen de Pedro Calderón de la Barca

Billete de 25 pesetas con imagen de Pedro Calderón de la Barca

¡Gracias por leer, y si os ha gustado, no os olvidéis de darle al like, comentar, compartir, y hacer clic que es gratis!

Advertisements

 

Spanish writer Francisco de Quevedo (1580–1645...

Spanish writer Francisco de Quevedo (1580–1645), with what appear to be “nose spectacles” (Photo credit: Wikipedia)

Como sabéis los viernes me gusta traer invitados a mi blog. Estaba pensando el otro día en escritores de mi país, del Siglo de Oro, y un gran favorito mío me vino a la cabeza. Quevedo. Todo un carácter, y me pareció que mucho de sus escritos, especialmente El Buscón son de lo más actual en tiempos de crisis. He encontrado muchos enlaces a páginas sobre él y en muchas podéis leer su obra gratuitamente. Evidentemente no es solo favorito mío sino de mucha gente.

Vale la pena leer su biografía en detalle, pero para no hacer el post excesivamente largo solo incluyo unos pocos detalles, pero podéis leer mucho más sobre él en los enlaces.

Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibáñez Cevallos nació en Madrid, el 17 de septiembre de 1580 y murió en Villanueva de los Infantes, Ciudad Real, el 8 de Septiembre de 1645.

Hijo de Pedro Gómez de Quevedo y Villegas y de María Santibáñez su familia formaba parte de la aristocracia cortesana. Sus padres murieron siendo él muy joven y se educó en el colegio imperial de los Jesuitas y luego en las universidades de Alcalá de Henares y Valladolid donde fue un excelente estudiante, especialmente de teología y estudió varias lenguas (incluyendo el hebreo, el árabe, griego y latín, y varias lenguas modernas).

Se convirtió en protegido del duque de Osuna y lo acompañó a Sicilia como secretario de estado y parece que estuvo envuelto en varias intrigas políticas. A su vuelta en 1616 fue nombrado caballero de la Orden de Santiago. Cayó en desgracia (a la vez que el duque) acusado de participar en una conjuración en Venecia y lo desterraron a Torre de Juan de Abad, y luego estuvo preso en monasterios y en arresto domiciliario. Sus problemas también vinieron en parte por defender la propuesta de nombrar al Apóstol Santiado patrón de España (contra los Carmelitas que defendían a Santa Teresa de Jesús. Me recuerda a los líos que ha habido en Inglaterra con defensores de Jane Austen como personaje impreso en billetes ingleses, que por lo visto han recibido amenazas en Twitter. Los medios de comunicación cambian, la gente, no tanto.)

Cuando el rey Felipe IV sube al poder su suerte cambio algo. Su relación con el conde-duque de Olivares, inicialmente amistosa le ayudó a conseguir el título de secretario real. La historia de Santiago y Santa Teresa siguió y de nuevo lo desterraron por hablar demasiado (esta vez a un convento en León).

Volvió a la corte y se casó con Esperanza de Mendoza, una viuda amiga de la esposa del conde-duque, pero el matrimonio solo duró unos meses. Quevedo y el conde-duque empezaron a desconfiar el uno del otro (por lo visto había mucha corrupción en el gobierno, sí, las cosas, de verdad, cambian poco), Quevedo escribió algunas críticas que le valieron el destierro de nuevo al Convento de San Marcos en León en 1639 y allí estuvo encerrado en una pequeña celda hasta el 1643. Su salud sufrió por el encierro y se retiró a Torre de Juan de Abad y poco antes de morir se trasladó a Villanueva de los Infantes donde murió.

Quevedo aparte del título de Caballero de la Orden de Santiago  también ostentaba el Señorío de la Torre de Juan de Abad (no sin controversia).

En cuanto a su obra Quevedo es (y fue en su época) muy conocido como poeta, cultivador del Conceptismo (como estilo opuesto al Culteranismo representado por Luís de Góngora. Digamos que las relaciones entre los dos poetas, que eran tan opuestos estilísticamente como en personalidad, nunca fueron muy amigables. El poema ‘Érase un hombre’ que incluyo después se sabe dedicado a Góngora. Góngora tampoco se quedó calladito, no os vayáis a pensar.), famoso también por sus traducciones, tratados políticos, obras filosóficas (La cuna y la sepultura, 1634), religiosas, y su novela picaresca Historia de la vida del Buscón, llamado don Pablos, que os recomiendo encarecidamente.

Yo personalmente siempre me incliné por el conceptismo, y la verdad es que pocos personajes encontraréis con vidas tan entretenidas (aunque como vimos con Cervantes, los escritores de entonces llevaban la aventura otro nivel) y con tanta despreocupación por las consecuencias de abrir la boca.

Quevedo ha sido personaje en obras de teatro, poemas, novelas históricas, y más recientemente, en las conocidas novelas de la serie Las aventuras del capitán Alatriste de Arturo Pérez-Reverte. Y en su adaptación cinematográfica.

Algunos Enlaces (Hay muchos):

http://en.wikipedia.org/wiki/Francisco_de_Quevedo

Naturalmente Wikipedia…Buena entrada

Original title page of Francisco de Quevedo's ...

Original title page of Francisco de Quevedo’s El Buscón. (Photo credit: Wikipedia)

 

http://www.franciscodequevedo.org/

Incluye extensa biografía, poemas, las frases celebre que incluyo, e incluso versiones enteras del Buscón en varios formatos para descargar.

http://www.los-poetas.com/f/bioquev.htm

http://www.poemas-del-alma.com/francisco-de-quevedo.htm

Breve biografía y  poemas

Y más poemas:

http://www.poesi.as/indexfq.htm

Y unas cuantas muestras…

Poemas:

ÉRASE UN HOMBRE A UNA NARIZ PEGADO (513)

SONETO

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una alquitara medio viva,
érase un peje espada mal barbado;

era un reloj de sol mal encarado.
érase un elefante boca arriba,
érase una nariz sayón y escriba,
un Ovidio Nasón mal narigado.

Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egito,
los doce tribus de narices era;

érase un naricísimo infinito,
frisón archinariz, caratulera,
sabañón garrafal, morado y frito.

AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE (Uno de mis poemas favoritos de todos los tiempos)

SONETO

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera;

mas no, de esotra parte, en la ribera,
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido

su cuerpo dejará, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.

PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO

(Y no me digáis que no podéis pensar en gente, o profesiones enteras, a las que dedicar este poema)

Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
Donde el mundo le acompaña;
Viene a morir en España,
Y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
Es hermoso, aunque sea fiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Son sus padres principales,
Y es de nobles descendiente,
Porque en las venas de Oriente
Todas las sangres son Reales.
Y pues es quien hace iguales
Al rico y al pordiosero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

¿A quién no le maravilla
Ver en su gloria, sin tasa,
Que es lo más ruin de su casa
Doña Blanca de Castilla?
Mas pues que su fuerza humilla
Al cobarde y al guerrero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Es tanta su majestad,
Aunque son sus duelos hartos,
Que aun con estar hecho cuartos
No pierde su calidad.
Pero pues da autoridad
Al gañán y al jornalero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Más valen en cualquier tierra
(Mirad si es harto sagaz)
Sus escudos en la paz
Que rodelas en la guerra.
Pues al natural destierra
Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
ENSEÑA COMO TODAS LAS COSAS AVISAN DE LA MUERTE

(Sin comentarios)

Miré los muros de la Patria mía,
Si un tiempo fuertes, ya desmoronados,
De la carrera de la edad cansados,
Por quien caduca ya su valentía.

Salíme al Campo, vi que el Sol bebía
Los arroyos del hielo desatados,
Y del Monte quejosos los ganados,
Que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi Casa; vi que, amancillada,
De anciana habitación era despojos;
Mi báculo más corvo y menos fuerte.

Vencida de la edad sentí mi espada,
Y no hallé cosa en que poner los ojos
Que no fuese recuerdo de la muerte.

EPÍSTOLA SATÍRICA Y CENSORIA CONTRA LAS COSTUMBRES PRESENTES DE LOS CASTELLANOS, ESCRITA A DON GASPAR DE GUZMÁN, CONDE DE OLIVARES, EN SU VALIMIENTO

No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.

¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

Hoy, sin miedo que, libre, escandalice,
puede hablar el ingenio, asegurado
de que mayor poder le atemorice.

En otros siglos pudo ser pecado
severo estudio y la verdad desnuda,
y romper el silencio el bien hablado.

Pues sepa quien lo niega, y quien lo duda,
que es lengua la verdad de Dios severo,
y la lengua de Dios nunca fue muda.

(Este poema es mucho más largo y actual y lo podéis leer completo, aquí)
http://www.poesi.as/indx1001.htm

CITAS Y FRASES CÉLEBRES:

 

Cuando decimos que todo tiempo pasado fue mejor, condenamos el porvenir sin conocerlo

____________________________

Lo mucho se vuelve poco con desear un poco más.

____________________________

El agradecimiento es la parte principal de un hombre de bien.

____________________________

No es dichoso aquel a quien la fortuna no puede dar nada más, sino aquel a quien no puede quitar nada.

____________________________

El que quiere en esta vida todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos en su vida.

____________________________

Ningún vencido tiene justicia, si lo ha de juzgar su vencedor.

____________________________

El que parece sabio entre los tontos parece tonto entre los sabios.

____________________________

La hipocresía exterior, siendo pecado en lo moral, es grande virtud política.

____________________________

El mayor despeñadero, la confianza.

____________________________

Por nuestra codicia lo mucho es poco; por nuestra necesidad lo poco es mucho.

____________________________

Una sola piedra puede desmoronar un edificio.

____________________________

Los que de corazón se quieren sólo con el corazón se hablan.

____________________________

Muchos son buenos si se da crédito a los testigos; pocos, si se toma declaración a su conciencia.

____________________________

La misma tristeza inventa por sí misma muchos motivos de sentimiento.

____________________________

No conviene mostrar la verdad desnuda, sino en camisa.

____________________________

Más fácilmente se añade lo que falta que se quita lo que sobra.

____________________________

La mayor señal de ser bueno es ni temer ni deber, y la mayor de la maldad es ni temer ni pagar.

____________________________

Mejor vida es morir que vivir muerto.

____________________________

Vive para ti solo, si pudieres; pues sólo para ti mueres, si mueres.

____________________________

El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen.

___________________________

La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.

____________________________

El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor.

____________________________

Las palabras son como monedas, que una vale por muchas como muchas no valen por una.

____________________________

Nunca mejora su estado quien muda solamente de lugar y no de vida y de costumbres.

_________________________

Siempre se ha de conservar el temor, más jamás se debe mostrar.

____________________________

El ánimo que piensa en lo que puede temer, empieza a temer en lo que puede pensar.

__________________________

Aquel hombre que pierde la honra por el negocio, pierde el negocio y la honra.

____________________________

El consejo, bueno es; pero creo que es de las medicinas que menos se gastan y se gustan.

____________________________

No es sabio el que sabe donde está el tesoro, sino el que trabaja y lo saca.

____________________________

Ruin arquitecto es la soberbia; los cimientos pone en lo alto y las tejas en los cimientos.

____________________________

Si quieres que te sigan las mujeres, ponte delante.

____________________________

Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.

____________________________

Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir.

____________________________

El amor es fe y no ciencia.

____________________________

Si haces bien para que te lo agradezcan, mercader eres, no bienhechor; codicioso, no caritativo.

____________________________

Sólo el que manda con amor es servido con fidelidad.

____________________________

Lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura.

____________________________

Todos deseamos llegar a viejos; y todos negamos que hemos llegado.

____________________________

Hay libros cortos que, para entenderlos como se merecen, se necesita una vida muy larga.

____________________________

Donde hay poca justicia es un peligro tener razón.

____________________________

El amor es la última filosofía de la tierra y del cielo.

____________________________

El general ha de ser considerado, y el soldado obediente.

____________________________

Quien deja vivo al ofendido, ha de temer siempre a la venganza.

____________________________

Menos mal hacen los delincuentes que un mal juez.

____________________________

La posesión de la salud es como la de la hacienda, que se goza gastándola, y si no se gasta, no se goza. 

____________________________

El ocio es la pérdida del salario.

____________________________

Bien puede haber puñalada sin lisonja, mas pocas veces hay lisonja sin puñalada.

____________________________

Más fácil es escribir contra la soberbia que vencerla.

____________________________

 Apocarse es virtud, poder y humildad; dejarse apocar es vileza y delito.

____________________________

El exceso es el veneno de la razón.

Gracias por leer y perdonadme que el post fuese tan largo hoy pero es amor literario…

Si os ha gustado, comentad, compartid y acordaos de haced CLIC! Y leed…mucho.

Firma de Francisco de Quevedo

Firma de Francisco de Quevedo (Photo credit: Wikipedia)

Living in the Gap

“Ruffled feathers and endless squawking over a minor difficulty is typical of a crow’s life. I lean back on the counter and realize that could be my line….”

Opinión y actualidad

Opinión sobre noticias y asuntos de actualidad

Los escritos de Héctor Browne

Blog (algo literario y algo viejo) de un Licenciado en Letras, diplomado en edición, y Profesor de Lenguaje.

Priscilla Bettis, Author

The making of a horror novelist.

%d bloggers like this: