Archives for posts with tag: Están haciendo Casablanca

Hola a todos:

Hoy es martes,  y como durante mi viaje me dio tiempo a leer un poco aprovecho para compartir la reseña de un libro que me tenía intrigada hacía tiempo.

La piel del pecado, de Francis Molehorn

La piel del pecado, de Francis Molehorn

La piel del pecado de Francis Molehorn. Ética, moral, bondad, maldad y todo lo demás.

La piel del pecado es la segunda novela que leo de Francis Molehorn, después de Están haciendo Casablanca que me gustó mucho. Había leído muchos comentarios sobre La piel del pecado y me intrigaba saber qué tratamiento habría dado la autora a un tema tan complicado y peliagudo como el incesto.

No soy una lectora que disfrute las lecturas eróticas, y de hecho las tolero en pequeñas dosis si la novela me interesa (y como solía decirse de las películas y los desnudos hace años, “lo requiere el guion”. No sé yo si me acostumbraré alguna vez en la vida a la nueva regla de la Academia de que guion no lleva acento, pero en fin…). En esta novela, supongo que por razones obvias, hay escenas eróticas. Sí, incestuosas. He de reconocer que aunque no he leído muchas del género, las he leído aún más explícitas, pero no os la recomiendo si ese tipo de lectura no os va. Desde luego es una lectura para adultos.

Yo no tengo hijos (ni hijas) así que no puedo comentar si el hecho de ponerse en la piel del pecado (de Ángela, la protagonista) sería más duro o difícil (o viceversa) si lo sois. Cada uno debe saber qué tipo de moralidad gasta y cuáles son las cosas que le parecen intolerables.

La protagonista, psicóloga y profesora de universidad, Ángela Bennett, es una mujer a la que le gusta cuestionar las reglas y los dogmas. El hecho de que trabaje en una universidad Católica provoca los problemas que os podéis imaginar, y algunos que quizá no, aunque de hecho ella no intenta ofender en particular, pero no va a comulgar (valga la expresión) con ideas que le parecen poco científicas, o con la intolerancia y el afán de anular la capacidad de raciocinio de la juventud.

Debido a un artículo que ella había publicado años antes de trabajar en la universidad, se entabla una guerra entre los sectores más conservadores de entre los padres de los alumnos, y la profesora. Y parece que los “justos” según ellos, no tienen miramientos en cuanto a los métodos a usar para vencer.

La novela es intrigante en cuanto a lo que muestra de los entresijos de ciertas instituciones, y la variedad de ideas, morales y éticas, que baraja. La relación entre Ángela y su hijo Darren es interesante, penséis lo que penséis sobre la cuestión del sexo, aunque no creo que a demasiados la lectura les resulte confortable por la normalización de la relación sexual entre ellos. Incluso la propia protagonista, hacia el final del libro, se plantea si no debe haber razones poderosas detrás del tabú contra tales relaciones. Naturalmente, desde los clásicos griegos y Edipo, pasando por Freud y el complejo así llamado, el tema ha sido estudiado y teorizado. Leer sobre ello en teoría en un libro académico, y pasar a la práctica, o incluso leerlo en una historia de ficción ambientada en la época moderna, parece muy distinto.

Legalmente, como bien saben los enemigos de Bennett, el incesto es un delito. Uno se pregunta si a pesar de la mayoría de edad, uno no se plantearía el que la relación es una de influencia y poder en el que las dos partes no están en igualdad de condiciones (por bien educado, independiente y liberado que esté Darren).  Yo también me planteaba, al leerlo, especialmente los comentarios de Ángela de lo bien que encajan sus cuerpos, si no hay rasgos de Pigmalión (ya puestos a considerar la Mitología) en la relación, y de narcisismo. Si el hijo es una parte de nosotros y nuestra creación, ¿no nos amamos a nosotros mismos a través de ellos?

El mundo particular que se presenta en la novela está más allá de la moralidad al uso. De hecho, el orden “natural” y establecido de la sociedad está representado por los antagonistas de Ángela, que demuestran una falta de moralidad total, y de hecho son criminales. Por otro lado, lo que muchos considerarían amoral, es posiblemente beneficioso, o al menos, extrañamente “inocente”. No me refiero exclusivamente a la relación entre Ángela y su hijo. También la novia del amigo de Darren decide que acostarse con él la ayudará a superar el abuso que sufrió hace años, y todos están de acuerdo. Los personajes crean una moralidad propia que parece más sana que la impuesta, aunque no espero que todo el mundo esté de acuerdo.

Ángela se plantea la ética de su victoria final, ya que hay una gran ironía en el desenlace de la novela. La falta de imaginación de los “malos” los llevan a crear crímenes inexistentes y a pasarse por alto algo que no pueden ni siquiera concebir sea realidad.

La autora escribe muy bien, mantiene un ritmo ágil durante todo el libro, y crea unos personajes llenos de detalles sutiles y matices que los hacen reconocibles e identificables. Estemos de acuerdo o no con los planteamientos y las ideas de los protagonistas, resultará imposible leerse esta novela sin plantearse principios éticos y morales arraigados en nuestra sociedad. Y eso, para mí, siempre será lo que distingue a un gran libro, de uno entretenido de consumición fácil. No se la recomiendo a todos los lectores, pero si os atrevéis a explorar los límites de la moralidad al uso, y tenéis la mente abierta, no os la perdáis.

Ya sé que me he enrollado bastante, pero os prometo que el libro no lo hace.

Y por si os ha picado la curiosidad y aún no lo tenéis, os dejo un par de enlaces.

En Amazon.com:

http://www.amazon.com/dp/B00CHTXAKO/

En Amazon.es:

http://www.amazon.es/dp/B00CHTXAKO/

Gracias a Francis Molehorn por su libro, a todos vosotros por leer, y ya sabéis, dadle al me gusta, comentad, compartid y si os atrevéis, haced CLIC!

Hola a todos:

Espero que todos estéis bien después de las fiestas, y que las hayáis pasado felizmente. Y que el año 2014 sea bueno para todos (yo no echaré de menos el 2013, eso os lo aseguro).

Por razones inesperadas no he podido hacer lo que tenía planeado las últimas semanas, pero me ha tocado esperar bastante, y yo no voy a ningún sitio sin mi lector electrónico (Kindle, vale), un libro de los de papel, o a veces los dos, así que, he escrito unas cuantas reseñas, y me pareció buena idea compartirlas con vosotros, por si os apetece empezar el año leyendo. Y porque las dos son novelas de dos autoras con mucho carácter, muy originales, y muy independientes, donde la intriga, los personajes, y las situaciones os mantendrán en vilo.

Primero, hace algo de tiempo que me leí la fabulosa novela de Mercedes Gallego, El asesino del ajedrez, pero la vida se puso un pelín complicada y hasta hace poco no pude compartir la reseña. Así que por fin, aquí está:

Reseña. El asesino del ajedrez de Mercedes Gallego. Asesinos en serie, psicópatas, madres y departamentos de policía en transición.

El asesino del ajedrez

El asesino del ajedrez de Mercedes Gallego es un thriller, una novela policíaca, sobre un asesino en serie “el asesino del ajedrez” así llamado porque apuñala a sus víctimas usando un cuchillo afilado por los dos lados (convirtiéndolo en un puñal) con una figura del juego de ajedrez en el mango. Y por otro motivo que no revelaré ya que vale la pena descubrir los detalles del caso al leerla. Los asesinatos tienen lugar en una Barcelona donde la policía autonómica (els Mossos d´Escuadra) están a punto de ponerse a cargo de las labores que hasta entonces eran competencia de la policía nacional. En ese momento de difícil transición, donde el departamento está medio desmantelado, la labor de investigar los asesinatos cae en manos de la inspectora Ramona Cano, de vida familiar algo peculiar (viuda de un policía, con un hijo estudiando en Irlanda y que vive en una habitación alquilada compartiendo casa con una psicóloga argentina que ya no ejerce de tal y un experto en informático que no sale nunca de casa) y con más experiencia teórica (ha estudiado muchos cursos y está muy cualificada pero no ha llevado muchos casos) que práctica.

La novela que resulta es doblemente fascinante. Por un lado, la investigación y el descubrir quién fue, todo desde la perspectiva de la inspectora (con sus ansiedades, sus dudas, y sus irritaciones personales, incluyendo la preocupación por el futuro de su carrera), y por otro, cómo esto encaja en la vida de una mujer que se ve desbordada por la mezcla de acontecimientos laborales y privados. Aunque ella no está a punto de retirarse, su departamento sí (a regañadientes), y la política interna complica la situación, de forma similar a como en muchas novelas policíacas, un detective a punto de retirarse se ve envuelto en el caso de su carrera, que no puede abandonar.

Cuando la inspectora finalmente pide ayuda (a un psicólogo del departamento que resulta muy útil) y el departamento también lo hace (organizando una operación conjunta con els Mossos) las cosas dan un giro que nos lleva  un final que no desmerece en nada el resto de la novela.

Yo soy de Barcelona y eso hace que la novela me interese especialmente, pero no hace falta conocer la ciudad para sentirse intrigado por las pistas y seguir el caso. La autora consigue aunar una novela de misterio y argumento sólido, con personajes psicológicamente complejos y reales, por los que uno no puede dejar de interesarse. Cuando acabé de leer, me quedé con ganas de saber qué les pasará a los personajes. Así que espero con ganas la nueva novela de la autora y la recomiendo encarecidamente a todos.

http://www.amazon.com/dp/B0097U8CKE/

http://www.amazon.es/dp/B0097U8CKE/

 

Y en las últimas semanas me leí Francis Molehorn’s Están haciendo Casablanca, que tampoco tiene desperdicio.

Están haciendo Casablanca de Francis Molehorn. Viajes en el tiempo, resistencia francesa, detectives y metafísica.

Casablanca

¿Nunca habéis pensado que pasaría si de repente despertarais en otra época o os teletransportaran al futuro o al pasado? Supongo que sí. Desde novelas de ciencia-ficción, como ‘La máquina del tiempo’ de H. G. Wells y películas y series de televisión (‘Regreso al futuro’, ‘Life in Mars’, ‘Midnight in Paris’) la idea le ha rondado la cabeza a creadores y soñadores.

La novela de Francis Molehorn no trata de viajes en el tiempo, la menos no sobre el aspecto mecánico y los procedimientos y teoría de estos. Aragón, un detective privado que vive en el París más o menos actual, un buen día sal a la calle y se encuentra transportado al París de la ocupación alemana de la Segunda Guerra Mundial, sin saber el papel que juega, el cómo ni el porqué. Después de la confusión inicial descubre que su secretaria, Cora, también existe allí, aunque parece ser muy distinta a la Cora que él recuerda. Aparte de “Dedos”, un criminal experto en abrir cajas fuertes, el resto de personajes con los que se encuentra no le son familiares.

Aragón pasa la mayoría de la novela intentando estar a la altura de sus fantasías (el detective Sam Spade de las novelas de Raymond Chandler [el hecho de que Cora le llame Sam le hace particularmente feliz, al menos al principio], aunque naturalmente, Rick de Casablanca y Bogart también forman parte de su “inspiración”) aunque al final descubre que no es la persona que él creía.

La historia de espionaje, donde los alemanes son malos, depravados y corruptos, algunos franceses son débiles y traidores, y otros sorprendentemente heroicos, altruistas y patrióticos, está bien hilvanada, es detallada y tiene dosis de emoción, suspense y sorpresas que asegura que uno se enganche y siga leyendo.

También hay una historia de amor casi a regañadientes, y otra de amor fraternal que rompe convenciones, pero en el fondo, lo que la hace una novela psicológicamente fascinante, al menos para mí, son los diálogos internos de Aragón, y como intenta adaptarse a una situación ilógica y cambiante. Él se muestra confiado y en control en su papel como agente de la resistencia, pero el lector tiene acceso directo a sus dudas, confusión y a sus sentimientos.

¿Seríamos héroes si de repente nos encontráramos e una situación arriesgada, históricamente comprometida, o en un estado de emergencia? Al situarnos dentro de la cabeza y conciencia de Aragón (y brevemente de Cora) la autora nos da la oportunidad de experimentarlo vicariamente y ponernos en su lugar. No os contaré el final, que podéis interpretar como prefiráis, pero si queréis poneros a prueba, y os gustan las novelas bien escritas, con buenos, malos y ambiguos, y con historias llenas de giros y complexidades, os recomiendo ‘Están haciendo Casablanca’. Y luego ya me contaréis. Yo, por mi parte, seguiré con interés la carrera de la autora.

http://www.amazon.com/dp/B00E7K62NI/

http://www.amazon.es/dp/B00E7K62NI/

Y ya sabéis, si os han gustado, dadle al me gusta, compartid, comentad, y sobre todo, haced CLIC!

 

beautifulpeopleinc.com

Live, Love, Travel and Laugh (Proudly Pinoy)

Review Tales by Jeyran Main

Professional Book Editor- Book Reviewer

itsthebiblophile

Writing can be anything for anyone but for me it's to express the overwhelming feelings I feel that cannot be said .[Disclaimer : everything posted here will be my own work (p.s. work here means everything written and not the images) unless mentioned otherwise. Please do not copy.]

TheRainbowAshes

A brocken hearts guide to love, life and everything in between.

Echoes In An Empty Room

Hannah's book blog. This is my place where I share my favourite reads and chat about books.

%d bloggers like this: