Archives for posts with tag: Estados Unidos
Àngel Guimerà i Jorge

Àngel Guimerà i Jorge (Photo credit: myBCN – Barcelona Expert)

Después de un par de posts sobre escritoras gallegas, me pareció que ya tocaba traer a un escritor catalán. No sé por qué escogí a Àngel Guimerà en particular. La verdad es que se me ocurrían escritores mucho más contemporáneos, pero de repente me vino a la cabeza Dagoll-Dagom y Mar i Cel (que adoro, y de hecho la obra la estudié cuando hacía bachillerato y me encantó incluso antes de su adaptación musical. También fui a ver Terra Baixa con Enric Major en el papel de Manelic…) y aquí os lo traigo. Otro escritor de armas tomar. Muy querido en su tierra, conocido internacionalmente, y al que le hubieran dado el Nobel si no fuera…

En fin. Como suelo, os dejo una biografía cortita, enlaces a más información en idiomas varios, y enlaces a sus obras. Y si podéis ver alguna de sus obras, no tienen desperdicio.

Biografía:

Àngel Guimerà nació en Santa Cruz de Tenerife en 1845, hijo de padre catalán (Agustín Guimerà Fonts) y madre canaria (Margarita Jorge Castellanos). Hoy en día la calle donde nació lleva su nombre. En 1854 se trasladó a vivir a Cataluña con su madre y su hermano Juli. Vivieron en Barcelona unos meses hasta que sus padres se casaron y se trasladaron al Vendrell. (Parece que debido a que sus padres no estaban casados cuando él nació a veces se cita un año de nacimiento diferente). Estudió en Barcelona, en el colegio de Sant Antoni del los padres Escolapios de Barcelona (formación clásica y en castellano).

En 1874 ingresó en el grupo de la “Jove Catalunya” y participó en el movimiento política apoyando la autonomía catalana.

Sus primeros pinitos literarios fueron escribiendo poesía. En el Jocs Florals (los Juegos Florales) de 1875 premiaron su poesía Indíbil i Mandoni, el año siguiente obtuvo la flor natural con Cleopatra y en 1877 se le proclamó “mestre en gai saber” en la misma fiesta en que premiaron L’Atlàntida de Verdaguer.

Poco después empezó a publicar obras de teatro, algunas en verso y luego en prosa (Gal.la Placídia, 1879, Judith de Welp, 1883, Mar i cel (Mar y cielo, 1888) y Rei i monjo (Rey y monje, 1890), convirtiéndose en el dramaturgo en catalán más importante de su generación, especialmente con Mar i cel. Le concedieron la presidencia dels Jocs Florals en 1889.

English: One Scene of the play Terra Baixa. Ca...

English: One Scene of the play Terra Baixa. Català: Una escena de l’obra de Terra Baixa. (Photo credit: Wikipedia)

María Rosa (1894) fue una de sus obras más apreciadas. En 1895 lo eligieron presidente del Ateneo Barcelonés, y pronunció el discurso inaugural del curso en catalán por primera vez, hecho que atrajo mucha atención. Publicó probablemente la que es su obra más conocida, Terra baixa (Tierra baja) en 1897 y se convirtió inmediatamente en un gran éxito en Cataluña, siendo traducida al español por José de Echegaray, y a trece lenguas europeas más. En 1903, Eugen d’Albert estrenó en Praga su ópera Tienfland, con libreto basado en Terra baixa. La catalane, ópera de Ferdinand Le Borne estrenada en 1907 también se basa en la obra.

Además de óperas sus obras de teatro fueron  adaptadas al cine, y fueron my populares a principios del siglo XX, con versiones de Terra baixa, María Rosa, Mar i cel, y La reina jove. Terra baixa fue adaptada en Argentina, Estados Unidos y Alemania, donde en 1940 Leni Riefenstahl dirigió Tiefland, estrenada en 1953. También existe una versión mexicana dirigida por Miguel Zacarías, con Pedro Armendáriz en el papel de Manelic.

Otras obras conocidas del autor incluyen: La Baldirona (1892) y La filla del mar  (La hija del mar, 1900) que también fue convertida en ópera (Liebesketten, 1912, Eugen d’Albert). Es también autor de ‘La Santa Espina’ som i serem gent catalana, con música de Enric Morera, una de las sardanas más populares.

Lo nominaron en 21 ocasiones al premio Nobel y en 1904 la Academia Sueca había decidido concedérselo junto con Frédéric Mistral, poeta provenzal, con la idea de premiar a dos escritores que habían impulsado el renacimiento literario de dos lenguas latinas con una historia común, el catalán y el provenzal. Debido a presiones del gobierno español (al que no le pareció correcto premiar a un escritor catalán que había jugado un papel político destacado en Cataluña), en su lugar se premió a José de Echegaray (que aparte de sus obras también había traducido algunas de Guimerà). El premio se lo llevaron Mistral y Echegaray que no tenían relación alguna entre sí.

El 23 de Mayo de 1909 toda Cataluña le dedicó un homenaje en Barcelona. Murió en Barcelona el 18 de julio de 1924 y su entierro fue multitudinario, con Cataluña entera de luto. Está enterrado en el Cementerio de Montjuic. He leído que le enterraron envuelto en una senyera.

Statue of Àngel Guimerà, in Pi Square, in Barc...

Statue of Àngel Guimerà, in Pi Square, in Barcelona. (Photo credit: Wikipedia)

Fue nombrado hijo adoptivo de Barcelona, y en su honor el principal teatro de Santa Cruz de Tenerife (y el más antiguo de las Islas Canarias) lleva su nombre.

Nunca se casó ni tuvo hijos. (Rumores los ha habido pero…)

Enlaces:

Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%80ngel_Guimer%C3%A0

Escriptors catalans (en Català) Incluye biografía, filmografía, entrevistas, obra (con fragmentos y algunas obras completas)

http://www.escriptors.cat/autors/guimeraa/index.php

La misma página en español:

http://www.escriptors.cat/autors/guimeraa/pagina.php?id_sec=2050

Lletra net (en inglés. Ya os digo que es internacional)

http://www.lletra.net/en/author/angel-guimera/detail

Y la misma página en Català. También ofrece videos, etc:

http://lletra.uoc.edu/ca/autor/angel-guimera

Biografías y vida:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/g/guimera.htm

En la Enciclopedia Británica (en inglés):

http://www.britannica.com/EBchecked/topic/248794/Angel-Guimera

En Edu3.cat:

http://www.edu3.cat/Edu3tv/Fitxa?p_id=18164

Català: Signatura extreta a partir de la pàgin...

Català: Signatura extreta a partir de la pàgina 68 de llibre: OLLÉ I BERTRAN, Antoni: Antologia d’autors catalans. Biblioteca “Catalunya literaria” Volum I. Tallers Gràfics Tiffon, Barcelona, circa 1921 à 1924 (Photo credit: Wikipedia)

Obras:

Biblioteca Juan Lluís Vives (dentro de la Biblioteca virtual Cervantes):

http://www.lluisvives.com/FichaAutor.html?Ref=2314&portal=1

En Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes donde podéis leer sus obras:

http://www.cervantesvirtual.com/controladores/busqueda_facet.php?q=Angel+Guimera

Encontré una versión gratuita en castellano de Terra Baixa pero nombraba a José de Echegaray en la portada me pareció mejor no echarle leña al fuego…

Filmografía:

http://www.imdb.com/name/nm0347320/?ref_=fn_al_nm_1

Spirit of Ireland. An Odyssey Home

Hace poco terminé de escuchar el audio de El espíritu de Irlanda de Alan Cooke. Había escuchado  (y leído) Desnudo en Nueva York (Naked in New York), que reseñé hace algunos meses y que vuelvo a recomendar. También he visto su película Home (Hogar/Patria) que a mi me parece una buena pieza compañera de Desnudo con la ventaja de que además de documentar el viaje personal de Cooke también incorpora las opiniones de gente de Nueva York, jóvenes y viejos, famosos y desconocidos, nativos y emigrantes. Se merece el Emmy que consiguió por el guión de la película y no llego a comprender como sigue sin distribuidora.

El autor, un actor irlandés, ahora convertido también en escritor, entrenador de voz, y creador de escenas en audio y video, volvió a Irlanda después de su visita a los Estados Unidos. El espíritu de Irlanda es su memoria/nota biográfica de su proceso de redescubierta de su país, su nación, su cultura, y a si mismo. En ciertos aspectos retoma la narración donde acabó Desnudo, pero en mi opinión va más lejos y se adentra más profundamente que lo hizo el libro anterior.

El Sr. Cooke combina episodios puramente autobiográficos (a mí sus recuerdos de escenas de su infancia me parecen particularmente emotivos) con pasajes donde describe sus expediciones tanto espirituales como reales. En sus viajes a sitios conocidos (la casa de sus padres, pueblos que solía visitar con su familia cuando era niño) él observa los cambios acaecidos, el contraste entre sus expectaciones, construidas durante años soñando sobre la patria desde lejos, y la realidad, a veces dura. También nota los cambios que tienen lugar en su interior, y como sus percepciones, lo que ve y siente, es diferente. Cuando viaja a lugares nuevos, a sitios que le atraen, a veces experimenta una comunión con los elementos, con el espíritu y el alma de Irlanda que acepta totalmente.

Sus descripciones de animales casi míticos (el caballo blanco que visita su casa y parece simbolizar el espíritu celta indómito de la isla), de los paisajes primitivos (que reflejan el poder mágico y ancestral de la tierra), de gente y caras te llegarán al alma, incluso si tú, como yo, no tienes ni una gota de sangre irlandesa en tus venas. El autor parece conectar con algo que es profundamente personal pero a la vez universal, y a través de su voz nos lleva a un lugar que es maravilloso, excitante, aterrador y puro. Un lugar donde tenemos que enfrentarnos a nosotros mismos, y si sobrevivimos, finalmente habremos alcanzado nuestra patria. Me pregunto si es eso de lo que hablaba Carl Jung cuando se escribía sobre el Inconsciente Colectivo:

El inconsciente colectivo —si alguna cosa podemos decir sobre él — parece consistir de motivos mitológicos o imágenes primordiales, y por esa razón los mitos de todas la naciones son sus verdaderos exponentes. De hecho, la totalidad de la mitología podría considerarse como un tipo de proyección del inconsciente colectivo… Por eso podemos estudiar el inconsciente colectivo de dos maneras, o en la mitología o en el análisis de los individuos. (De La estructura de la mente, cap. 8, párr. 325)

Carl-Jung-mod

Carl-Jung-mod (Photo credit: Wikipedia)

Al haber visitado un poquito del Oeste de Irlanda hace unos meses reconocí algunas de las descripciones (me encantaron las islas de Aran y adoro el CD número 4). También me identifiqué con algunas de sus vivencias (recuerdo lo que pensaba cuando hice la Primera Comunión). Le acompañé gustosa en sus visitas y me encantaría poder conocer a muchos de los personajes a los que conoce, que siempre tienen historias que contar y le ayudan a crear un mosaico de experiencias y voces que ilustran la naturaleza del lugar y de su gente. El autor, un anecdotista, y trovador, es narrador, protagonista, intérprete, y actor. Él ha dicho en entrevistas que por encima de todo él es un actor y que es capaz de conectar y comunicarse con una audiencia en vivo de una forma que no cree que sea posible solamente a través de su escritura. A mi me parece que es demasiado modesto, aunque debo reconocer que la combinación de sus palabras,  su voz y su lectura crean un conjunto irresistible. (Y aprovecho esta oportunidad para recomendar sus otros audios [Cuento de Navidad, De Profundis, Cuentos de Oscar Wilde…]. El único peligro es que puede que no quieras escuchar a ningún otro narrador, pero…)

El género de la memoria o narración autobiográfica está muy explotado. A veces le da a uno la impresión de que todo el mundo quiere escribir una o ya lo ha hecho. Pero no os preocupéis. Esto no es vuestra memoria autobiográfica típica. Aunque el autor comparte experiencias muy personales e incluso íntimas (la imagen de la reacción de su madre cuando descubre que su propia madre, la abuela del autor, ha muerto atropellada por un camión, no me abandonará nunca), jamás se convierte en un ejercicio auto-indulgente. Él es la conciencia de ese espíritu, y no encontraréis chismorreos ni detalles de la vida diaria en el Burren. Os dejo un enlace a un artículo que me pareció interesante (en inglés) sobre memorias en la Universidad de Berkeley. Si estudiamos los siete argumentos básicos de todas las historias (de acuerdo con la clasificación de Christopher Booker),  El espíritu de Irlanda probablemente encaja en los argumentos de ‘búsqueda’ (Odisea es un término muy adecuado), ‘viaje y regreso’ y ‘renacer’. Y si estudiamos el artículo de William Grimes: ‘Todos tenemos una vida. ¿Tenemos que escribir sobre ella todos?’ (‘We All Have A Life. Must We All Write About It?’) estaría entre ‘la memoria del viaje espiritual’ y ‘la memoria del espíritu del lugar’. Es todo eso y más. Si queréis ir a lugares donde no habéis estado, poneros en contacto con vuestra espiritualidad, y conectar con los mitos colectivos, mientras escucháis una bella y absorbente voz, os recomiendo el audio de El espíritu de Irlanda.

El Sr. Cooke vende todas sus obras a través de su página de web (de momento solo en inglés):

http://wildirishpoet.com/

Allí también podéis encontrar enlaces a sus páginas en Facebook y otros medios sociales (y seguir sus posts, incluyendo muestras de nuevos trabajos, hermosas fotografías, etc.), su dirección de correo electrónico si os queréis poner en contacto con él, y podéis informaros de todas sus novedades.

Gracias por leer, y si os ha gustado, acordaos de darle al me gusta, comentar, compartir y hacer CLIC! 

Este es el enlace al artículo sobre memorias literarias/autobiografías:

http://ist-socrates.berkeley.edu/~kihlstrm/memoir.htm

English: Photo by Nick Juhasz.

English: Photo by Nick Juhasz. (Photo credit: Wikipedia)

Llevo unos días bastante interesantes en el trabajo (y los que quedan) y decidí que necesitaba desahogarme un poco. Espero que no os importe. Ya sé que me habéis oído (o leído, por suerte) quejarme antes, sobre promociones y marketing de libros, el valor del arte….

Hoy es algo bastante corriente…Falta de consistencia y lógica. Estuve de vacaciones con mis padres recientemente. Volamos a Irlanda desde el Reino Unido. (Las vacaciones fueron maravillosas, gracias por preguntar. Le recomiendo Irlanda a todo el mundo. De verdad.) Mis padres habían venido desde Barcelona, y aterrizaron en Liverpool. Para ir a Irlanda volamos desde el aeropuerto de East Midlands. Nunca había volado desde allí. De camino estábamos hablando (había un incidente en la autopista M1…sí, eso lo dejo para otro día, 3 coches del servicio de autopistas bloqueando uno de los carriles sin motivo visible alguno. Quizás decidieron que era la hora del té y las galletas y necesitaban un poco de espacio) y mi padre se preguntaba si se tendría que quitar los zapatos (que con la artritis se está poniendo complicado) y comentaba que incluso llevando los mismos zapatos, a veces se los hacían quitar y otras no.

Esta vez, no. Pero a mi madre, que llevaba sandalias y a la que no se las habían quitar cuando volaron a Inglaterra, allí sí. Y misterio misterioso. Mi madre y yo llevábamos nuestras Kindle. Yo también llevaba un ordenador, notebook. No le hicieron ni caso a mi ordenador, pero por motivos desconocidos se llevaron las dos Kindle, pasaron un extraño aparato por encima y las pasaron otra vez por la máquina de rayos X. ¿Qué estarían buscando? ¿Alguien tiene alguna idea? Sé que los libros pueden ser peligrosos, pero me pareció ridículo.

No hablaré sobre las compañías de vuelo ya que esas cada una tiene su ley (solo una bolsa dos bolsas, 15kg, 20kg, 24kg…) y eso es algo más comprensible ya que son compañías distintas, pero, ¿no deberían tener todos los aeropuertos los mismos procedimientos? Eso no es el caso ni siquiera en un mismo país, ya que yo no he visto nunca esto del Kindle y viajé hace solo un par de meses con la mía a Francia (eso fue toda una historia.)

Por supuesto cuando volamos de vuelta desde Irlanda no comprobaron ni Kindle ni ordenador, y no nos tuvimos que sacar los zapatos. Pero tampoco comprobaron los pasaportes cuando volvimos… ¡A ver, quién lo entiende!

Recuerdo una vez en los Estados Unidos, yo volvía a Inglaterra desde Fort Lauderdale en Florida. Solo tenía equipaje de mano ya que había estado asistiendo a una conferencia 4 días. Miraron dentro de mi bolsa cuando entré. Caminé por el corredor donde estaban las tiendas y fui a la puerta de embarque. Y allí, me volvieron a mirar dentro de la bolsa. ¿Qué podría haber comprado tan peligroso? Sí, ya sé que los snacks Americanos pueden ser letales, pero de verdad…Incluso la mujer que me estaba registrando la bolsa me miró y me preguntó: ‘¿No he registrado esta bolsa ya antes?’ Sí. Habían registrado mi bolsa en todos los aeropuertos. Así que cuando paramos en el aeropuerto Logan, en Boston, le comentaba a otro viajero esperando subir al mismo avión: ‘Ya verás como me registrarán, porque me han registrado cada vez.’ Pero no, por lo visto a Boston le gusté más  y no me registraron. Cuando volé de entrada en Nueva York sí que me registraron. Quizás tienen motivos para ser más desconfiados.

Quizás sea yo, pero lo encuentro confuso (¡ah, y los scanners de cuerpo! ¡Y los detectores de metales que pitan cuando les da la gana lleves lo que lleves!), inútil, estresante (a veces divertido, pero solo cuando ha pasado algo de tiempo, no en caliente), y no creo que aumente la seguridad de nadie. ¿Por qué no se pueden poner todos de acuerdo?

Perdón, tenía que quejarme. Gracias por leer. Si tenéis alguna pista, por favor compartir, se agradecerá. ¡Y si os ha gustado o os queréis apuntar y quejaros de otras cosas, por favor, compartid!

English: Boston's Logan Airport (KBOS) aerial ...

English: Boston’s Logan Airport (KBOS) aerial view. Part of NOAA’s aeronautical survey program. Runway 14-32 was built after this photograph was taken. (Photo credit: Wikipedia)

Conocí a María Victoria a través de Twitter y cuando seguí los enlaces y leí sobre su carrera y sus logros me impresionó y decidí que intentaría ver si querría aparecer como invitada en mi blog. María Victoria accedió immediatamente y cuando entramos en detalles me dijo que ella había escrito sobre su vida, sus experiencias, y el porqué se había hecho escritora en su propio blog. Me envió un enlace y después de leerlo yo acepté immediatamente a publicarlo tal como era. Y ahora verán por qué. Les dejo con María Victoria de Lourdes.

María Victoria de Lourdes

De la Imaginación a la Página

MVL1 Seguido me piden que comparta mi trayectoria como escritora. En este espacio les platico cómo ha sido mi camino en esta maravillosa aventura. Antes que nada aclaro que para mí, no es lo mismo ser escritora que ser autora. Escritora he sido desde que aprendí a escribir. Por otro lado, la decisión de publicar lo que escribo, o ser “autora”, llegó mucho después. Por un enojo.

MVL2No me acuerdo cuándo aprendí a caminar, o andar en bicicleta, o en patines. Pero recuerdo perfectamente a la monjita, la madre Carmen, cuando con infinita paciencia guió mi mano en mi cuaderno de caligrafía, y me enseñó a escribir. Con ella aprendí que mis letras panzonas, cuando se “agarraban de la manita”, formaban palabras. La primera palabra que escribí fue mamá. Era exactamente la palabra que necesitaba. Había perdido a mi madre a los tres años, y creía que si llenaba mi libreta con esa palabra, quizás eso alagaría tanto a mi mamá que bajaría del cielo a visitarme. La extrañaba

Desde aquél momento mágico en el que aprendí a plasmar mi sentir en un papel, me entregué a la labor de lleno. Nunca me alcanzaba el papel. Era caro. Y así fue que además de mendigar de mis compañeritas una mordida de sus tortas, mendigaba también una hoja blanca, sólo una, porque había algo muy importante que tenía que escribir y dibujar. La escritura fue una entrega de amor completo. Desde entonces ha sido mi madre, mi hermana, mi mejor amiga, mi terapeuta, mi consuelo, y mi esperanza.

MVL3Mi especialidad, en un principio, eran las cartas largas y rebuscadas. Se las escribía a quién se dejara y aunque no quisiera. Mi tía consentida, la tía Cris, que por aquél entonces vivía en un rancho en Córdoba, fue una de las elegidas. A la pobre nunca le gustó escribir, ni siquiera su nombre, atareada como andaba con la crianza de sus cuatro hijos, el rancho, y el marido. Sin embargo, conmigo hacía el sacrificio, seguramente por lástima. Su hermana, mamá Pilar, se lo agradecía desde el cielo. Por cada diez cartas mías, larguísimas, me contestaba un telegrama más corto que de un tweet. Las esperaba con ansia. Nada me daba más dicha que escuchar el chiflido del cartero, un viejito que llegaba en su bicicleta sudando a gota gorda, bajo el sol inclemente de Veracruz. El hombre, que siempre andaba de buen humor, todos los días me entregaba el correo con un “Aquí tienes, güerita, pero no se me ponga triste. Hoy no hay carta para la pequeña Lulú.” Pero cuando sí había, besaba el sobre antes de dármelo, y tal era mi emoción, que a no ser por una barda de herrería que nos separaba, lo hubiera abrazado. Por la rendija me pasaba el correo y por la rendija le regalaba yo su vaso de agua, porque así me habían educado, a que el agua (y el respeto) no se le niega nunca a nadie. Esa misma tarde le estaba yo contestando a la pobre de la tía Cris con otra carta garapiñada de amor infantil. Siempre fui exagerada.

Cuando llegué a la pubertad, me volví poeta. Y como un poeta no puede inspirarse sin estar enamorada, me enamoré hasta del cocotero. En serio. NoMVL4 sé si estaba guapo pero a mí me parecía divino. Era alto y flaco, de la edad de mis hermanos, y tenía un par de hoyuelos de ensueño. Estoy segura que sabía que me gustaba, porque cada que me veía, se atacaba de la risa. Por las tardes, después de hacer la tarea, me escapaba al boulevard, disimuladamente, para verlo trabajar. Ahí me pasaba las horas, viéndolo podar los flecos de sus cocos a machetazos. Nada me parecía más romántico que aquél amor imposible, platónico, que desafiaba el protocolo de la sociedad jarocha donde las niñas “de bien” habían de casarse (sin mancillar antes su virginidad) con los hijos de las familias de “buen nombre”. Mis libretas se llenaron de poemas cursis que repetían el mismo tema: la niña uniformada huía con su negrito cucurumbé en un carrito de cocos. A nadie le confesé ese amor ilícito porque rápido me hubieran mandado al extranjero, cosa que de cualquier manera hicieron, pero no por ser una poeta enamorada, sino por ser una burra incapaz de dominar el inglés.

MVL6En los Estados Unidos aprendí a leer en inglés, más que nada, para saciar mi apetito voraz por la literatura. En la casa de la familia que gentilmente me hospedó había sólo un libro en español: la biblia. Mis huéspedes eran evangelistas y sentían la obligación de salvar mi alma de la ideología despistada del Papa. Traté de darles gusto y leer ese librote por primera vez. Por más que lo intenté, no pude pasar de la larguísima genealogía de nuestro señor Jesucristo. Rápido corrí a la biblioteca, y con el diccionario a mano, refugié mis largas horas de soledad y añoranza en los cuentos de Hans Christian Andersen y los hermanos Grimm. Poco a poco, conforme mi inglés mejoró, me gradué de la literatura infantil a los grandes. Por fin pude leer en su lengua nativa a Oscar Wilde, entre otros.

Escribir en inglés no fue tan fácil. Es más, confieso que es algo que todavía sigo perfeccionando. Hasta el día de hoy no me atrevo, por ejemplo, a traducir mis propios blogs. Me parece que la traducción es un arte para personas de otros planetas. Acepto que hay tres cosas que sólo puedo hacer en español: escribir, rezar y amar.

Un buen día me enamoré de mi verdadero príncipe, y como a mi amado le gustaba la música (toca el piano) inmediatamente me lancé a la MVL7composición musical. El hecho de que jamás aprendí a discernir los garabatos en el pentágono no me detuvo. Tal era mi amor, que hasta la lírica me salía en inglés. La letra siempre era la misma: I love you, I want you, I need you. Mi amado recibía mis serenatas con una de esas sonrisas de gringo bien educado. Si con mis canciones plagié su conjunto británico favorito, nunca me lo reclamó.

Años después, ya estando casada, ingresé a la universidad. Elegí, por supuesto, la literatura y la narración creativa. Fueron años maravillosos. Para sufragar los gastos de mi carrera, y apoyar a mi marido con la suya, conseguí un trabajo por las noches en un hospital. Ir a la escuela era una delicia en ese ambiente en el que maestros eruditos me señalaban los libros más hermosos jamás escritos. La disciplina en la narración me abrió los ojos, y por primera vez tuve noción de que mis palabras eran melosas, pegajosas, peor que chicles. Estaba bien que fuera exagerada, pero aquello no era “estilo”. Eran cursilerías. La editora despiadada en mi se despertó y con su pluma roja me enseño el recato. Ahora no sé cómo callarla. Todos los días me atormenta. La detesto pero la respeto.

La aventura de la publicación comenzó muchos años después y a raíz de un disgusto. Por aquél entonces, llevaba ya varios años de casada y ejercía como profesora de Derecho en la universidad de Washington. Mis hijos, Nicholás y Manolo, estaban en el apogeo de su adolescencia. Como eran deportistas, casi nunca comían en casa. En aquellas raras ocasiones cuando nos halagaban con su presencia, procurábamos callar la boca y escucharlos. Cualquier pregunta podía ser interpretada como una invasión a su privacidad. Cualquier sugerencia un sermón.

MVL8Fue durante uno de esos almuerzos, que mis hijos sacaron a colación el asunto de sus orígenes. No sabían quiénes eran. No sabían si eran blancos, negros, amarillos o de qué color. Tenían que aplicar a la universidad y una de las preguntas en la aplicación era esa: ¿cuál es tu raza? Si se identificaban como “hispanic”, cabía la posibilidad de que a sus solicitudes se les diera deferencia. De acuerdo a las instrucciones del documento, el tener una madre mexicana definitivamente los calificaba como integrantes de esa “raza”. El hecho de que fueran bilingües, y que toda su familia materna radicara en México, también.

Para mí el asunto estaba clarísimo pero no para mis hijos. ¿Qué tan importante era el color de la piel? Se preguntaban. ¿Y qué tan mexicana era yo, siendo tan blanca? La mamá de Paquito, por ejemplo, ella sí “se veía” mexicana. Paquito también. Por eso lo habían escogido para el papel de César Chávez en la obra de la escuela. Nicholas, en cambio, era más blanco que la harina, y con esos pelos colorados, parecía vikingo. Manolo, con el pelo negro y la ceja espesa, pasaba más como mexicano, y sólo por eso lo habían aceptado en el club de chicanos, pero eso a regañadientes, porque en realidad, parecía más árabe que latino. Era cierto. Manolo podría ser oriundo de cualquier lugar. Incluso podría ser hijo de cocotero.

Me paré de la mesa, corrí a mi despacho y regresé con mi pasaporte mexicano. Además, les recordé que la mamá de Paquito había nacido en Minnesota, no hablaba una pizca de castellano y no sabía ni siguiera cómo freír un frijol. Mis hijos no se convencían. Me miraban con sospecha. Ahí había gato encerrado y quizás su madre no era quien presumía ser. Me quedó clarísimo que mis hijos no sabían absolutamente nada sobre la diversidad de mi país, o sobre nuestras raíces, y que por lo tanto, no podían sentirse orgullosos por su estirpe. Esa misma noche le hablé a mi padre y le pedí que me ayudara a escribir la historia de los abuelos.

MVL9

Los hijos del mar. Al terminar el primer capítulo  de aquella novela que escribí con mi padre, se lo envié a mi hermano Tali para que le diera el visto bueno. El, a su vez, lo envió a una editorial en México. Al poco tiempo recibí la llamada de Talí diciéndome que la editorial le había mandado un fax, carácter urgente, diciendo que querían la novela. Me sentí alagada y a la vez aterrada. La novela sólo existía en mi imaginación, pero ahora sí tendría que escribirla.

Así fue que comenzó mi trayectoria como autora. De alguna manera En los quince años que llevo publicando he aprendido lo siguiente: ser autora implica ser dueña de un pequeño negocio. Hay que pedir préstamos, poner la tiendita, vender el producto a grito pelado, llevar la contabilidad, negociar contratos, y encima, producir, porque si uno no produce, uno no tiene qué vender. A veces pienso en el cocotero del boulevard. Ahí estaba, vendiendo sus cocos, día tras día. Seguido sus únicas clientas eran las moscas que espantaba con su trapo rojo, sin enojarse. Otros días vendía todos sus cocos y rápidamente se iba, feliz, al mar. Procuro ser como él. Cuando recibo los rechazos los espanto de mi realidad, sin enojarme, como si fueran moscas. Cuando me va bien, y vendo, corro a mi amado mar, al puerto de Veracruz. Al final, el esfuerzo empresarial es el mismo; requiere tenacidad, disciplina, constancia, mucha fe y paciencia.

Termino compartiéndoles que mi objetivo como escritora no es el mismo que mi objetivo como autora. El “éxito” en mi narración lo lograré el día que la editora en mí (a quien apodo Doña Duda) no tache con su pluma roja lo que escribo. No ansío consagrarme, y tampoco pretendo lograr la inmortalidad con mis obras, pero si quiero respetar el tiempo que mi lector me regala cuando me lee, ofreciéndole mi mejor esfuerzo. Por otro lado, el “éxito” como autora lo lograré el día que pueda vivir de mi escritura. No ambiciono la fama (¡Dios me libre de esa mujer!), o vender un best seller, pero si me gustaría vivir una vida modesta con los ingresos de mis novelas. Esa última palabra la tendrán ustedes, mis queridos lectores, como debe ser.

********************************************************************************************************************************************
I'm a featured author at Freebooksy

Y ahora por supuesto normalmente les hablo de lo que presentaré la semana que viene y les cuento alguna novedad. La verdad es que aún no he decidido lo que los presentaré el Martes. Tengo un par de ideas rodando por la cabeza, pero ya veremos cuál gana.
Lo que le tengo que contar es cómo nos está yendo la promoción de libros gratis a Mary y a mí. Recordarán como les conté que con mi amiga la autora Mary Meddlemore habíamos decidido organizar una promoción y nos habíamos unido para ofrecer  6 libros gratis. Aquí les pongo el enlace por si acaso se les ha pasado.

http://freestuffolgamary.wordpress.com/

Hay de todo: las novelas de Mary (romance paranormal, ciencia ficción), una colección de historias cortas que no tiene desperdicio, una de mis historias de la serie ‘Escaping Psychiatry’ y mi novela ‘El hombre que nunca existió’ en versión castellana e inglesa. El resto de las obras son en Inglés, pero vamos…ya sé que les gustan también…

De momento nos va bien. Creemos que muy bien (yo he ofrecio otra de mis historias de la serie ‘Escaping Psychiatry’ antes, pero las dos tenemos poca experiencia en ésto de promocionarnos y publicamos las novelas sólo hace unos meses). Pero, aún nos queda hasta el día 14 (inclusive) de promoción. Y nos estábamos preguntando qué más podríamos hacer para promocionar esta oportunidad…

Y pensamos en preguntarselo a ustedes. No sean tímidos. Si tienen alguna idea…digánnoslo.

Me pueden dejar un comentario aquí, o en Twitter (@OlgaNM7), o en mi página de Facebook (www.facebook.com/OlgaNunezMiret). O si visitan mi página de web (www.OlgaNM.com)  también he dejado allí una dirección de correo electrónico.

Por supuesto, corran la voz, compartan la noticia y digánselo a todos.

Y muchas gracias por leer!

Hola, soy Olga. Como les había prometido hoy empieza una serie de blogs con autores invitados que nos hablaran de su obra en sus propias palabras.

El primer autor que rompe el hielo es Gem Thomas. Como verán es todo un personaje y está trabajando en un proyecto muy excitante en el que yo creo que todos estarán interesados y querrán echarle una mano para financiarlo.

Les dejo con Gem, que se lo explicará mejor:

  1. ¿Puedes contarnos algo sobre ti? Me llamo GEM. Y soy escritor y puedo afirmar con convencimiento que mi obra reciente está por encima del resto en el Reino Unido y los Estados Unidos.
  2. ¿Qué haces cuando no te dedicas a escribir? Divertirme y darme la buena vida.
  3. ¿Cuándo empezaste a escribir y cuando terminaste tu primer libro? Empecé a escribir de niño. Creé todo tipo de ficción. Historias de acción eran mis favoritas. En mis historias superhéroes luchaban con Illustrations de The Adventures of Tom Sawyer,...villanos todo el tiempo. Recuerdo haber escrito lo que ahora llaman fan ficción. Por aquel entonces yo no conocía este género. Era una historia sobre otro chico que flotaba en el río Mississippi, junto a Tom Sawyer. Dejé de escribir tan a menudo en el instituto. En la universidad estaba demasiado ocupado para escribir ficción. Después de dejar  la universidad, terminé mi primera novela en Septiembre del 2010.
  4. ¿Cómo escogiste en que género escribir? He escrito en variedad de géneros y mi intención es probar más, una vez haya completado mi más reciente novela. La serie de novelas ‘Strong Roads’ (Caminos Fuertes/Duros)  son obras de ficción histórica. Fui a Hawai justo al terminar la universidad para aprender más sobre mí mismo. Mientras visitaba la biblioteca local, al principio de mi aventura, descubrí una historia fascinante sobre como los Españoles llegaron a Hawai siglos antes del Capitán Cook. La historia me intrigó inmediatamente. Siempre me gustó aprender sobre la historia mundial, y conseguí transformar esa leyenda en narrativa. Estoy encantado de poder decir que he sido la primera persona en hacerlo.
  5. ¿Quieres hablar sobre tu nuevo proyecto? Mi nueva novela se llama ‘Strong Roads: Blues and Greens and Bloods’ (Caminos Fuertes/Duros: Azules y Verdes y (Rojos) Sangres). Es la continuación de las aventuras del personaje principal en el Hawai del siglo XVI. Lo que yo creo que interesará a mucha gente es la posibilidad de que esté basada en una historia real. A mi personaje principal lo nombran Alto Jefe de la aristocracia local y se enamora de una mujer de clase social superior a la suya. Su relación rompe con las normas sociales. Entonces,  se desencadena una guerra en la isla y cambia sus vidas para siempre. Combiné ingredientes de literatura clásica y estoy encantado de poderlo compartir con todos. Pero, lo que he decidido hacer diferente es lanzarlo en formato digital. Los lectores podrán seleccionar el nombre de un  personaje (por ejemplo) y oirán como se pronuncia en la lengua ‘nativa’ de Hawai. Esto sólo es posible hoy en día gracias a la tecnología moderna. Todo el mundo disfrutará no sólo la historia sino también el formato digital en el que está contada.
  6. ¿Hay algo más que les quieras decir a tus lectores y fans? Sí. Tengo una campaña de crowdfunding (micro-financiación a través de medios de comunicación social). Estoy recogiendo dinero para anuncios asociados con el lanzamiento de ‘Strong Roads: Blues and Greens and Bloods’. Indiegogo.com son la plataforma de mi proyecto y está adaptada para aceptar contribuciones internacionales, lo cual es perfecto ya que mi historia se puede disfrutar en la esfera internacional, especialmente en países Hispano-parlantes. Hay variedad de modalidades para contribuir y beneficios y regalos para los que participen en el proyecto de fianciación. Para acceded a toda la información sigan este enlace: www.gemthomas.com

(Traducción: Olga Núñez Miret)

*********************************************************************

Para que no se olviden de mi novela, les dejo con los enlaces:

Enlace a El hombre que nunca existió

http://www.amazon.com/dp/B009TWEGC8

Y un video de mi libro. Usen el enlace de arriba si desean conectar directamente con la página de Amazon.

http://www.youtube.com/embed/qvUitFG2D20

Living in the Gap

“Ruffled feathers and endless squawking over a minor difficulty is typical of a crow’s life. I lean back on the counter and realize that could be my line….”

Opinión y actualidad

Opinión sobre noticias y asuntos de actualidad

Los escritos de Héctor Browne

Blog (algo literario y algo viejo) de un Licenciado en Letras, diplomado en edición, y Profesor de Lenguaje.

Priscilla Bettis, Author

The making of a horror novelist.

%d bloggers like this: