Hola a todos:

Estos días dejo que los pensamientos  y conexiones que me vienen a la mente y no se quieren ir dicten el contenido de mis posts. En las dos últimas semanas he visto tres películas, que aunque muy diferentes, no pude dejar de notar tienen algo en común: los personajes principales van por el mundo con enormes fajos de dinero. Lo que intentan conseguir con el dinero es muy distinto.

Only Lovers Left Alive

Only Lovers Left Alive

En el film de Jim Jarmusch Only Lovers Left Alive (al final pongo un breve sumario e información sobre las películas, obtenidos de www.imdb.com y como comento allí no sé qué nombre le darán cuando la estrenen en países de habla Hispana), Adán y Eva (la película se basa libremente en un libro de Mark Twain, Los diarios de Adán y Eva. Si queréis leer una versión electrónica gratuita, aquí os dejo un enlace, aunque seguro que hay otras: http://www.amazon.es/dp/B006EA7RQ0/) son dos vampiros que llevan vivos (o muertos, ya me entendéis) muchos siglos y siguen enamorados al cabo de todo este tiempo. Tienen una educación exquisita (me encanta la escena en que Eva está haciendo el equipaje para visitar a Adán, ya que ella vive en Tánger y él está en Detroit, y llena dos maletas de libros [una mujer/vampira con la que tengo mucho en común] después de leer a gran velocidad un montón de clásicos en varias lenguas, incluyendo Campoamor), viven vidas aisladas, y se alimentan comprando sangre a doctores bien conectados y bancos de sangre. A pesar de sus vidas tan peculiares, su existencia es como un diamante pulido, brillante y resplandeciente comparado con los seres humanos que les rodean, ya que aprecian las cosas bellas de la vida, la música, la literatura, el amor. Adam no llama ‘zombies’ a los seres humanos sin motivos. Él es músico y parece un romántico a la deriva en el mundo moderno, con ideas suicidas incluidas. Eva le recuerda que había pasado por experiencias similares cuando se asociaba con Lord Byron y su círculo. La película es increíblemente bella. Incluso un dilapidado Detroit aparece triste pero ofrece un marco adecuado.

John Hurt, que hace el papel de Christopher Marlowe, el famoso escritor inglés, lanzándole dardos a un retrato de Shakespeare (su contemporáneo), es maravilloso, como siempre. Desgraciadamente se queda sin reservas de “la sangre buena” y acaba muerto por consumir sangre contaminada.

Aquí hace su entrada:

Dallas Buyers Club

Dallas Buyers Club

El club de los desahuciados/Dallas Buyers Club, basada en una historia real, donde el personaje central, Ron Woodroof, interpretado por Matthew McConaughey que se merece su Oscar, es un electricista de Dallas, que no es ni bien educado ni sofisticado. Parece que solo le interesan las drogas (principalmente cocaína) y las mujeres (seguiremos con estos temas más tarde) y como descubrimos cuando debido a un accidente de trabajo le diagnostican el SIDA, también odia a los gays. Cuando le diagnosticaron la enfermedad se conocía poco sobre los métodos de transmisión y la mayoría de la gente creía que si no era a través de transfusiones, el uso intravenoso de drogas o relaciones homosexuales eran las causas más probables. Después de un breve período en que se niega a aceptar el diagnóstico, descubre que el sexo heterosexual sin protección, que es uno de sus placeres habituales, también puede transmitirla. Le dan 30 días de vida. Su personaje no es nada agradable. Es machista, no le gustan los gays, y parece vivir solo para gozar el momento.  Pero no abandona nunca. Está decidido a vivir tanto tiempo como pueda, y se enfrentará a quienes se interpongan en su camino, sea la FDA (Federal Drugs Admininistration, la agencia que aprueba los fármacos en los Estados Unidos), el hospital, los médicos o el gobierno. No es totalmente altruista (cuando empieza a “importar” drogas de México y después de dondequiera que las pueda conseguir, le cobra a los enfermos y uno tiene la impresión de que gana dinero con la transacción), pero no es un desalmado y se esfuerza por compartir la información que consigue, hasta el punto de enviarle medicamentos a un policía amigo suyo, para su padre que tiene demencia. Y después de que lo diagnostican se abstiene sexualmente hasta que ve a una chica que viene a por tratamiento (¡y anda que no es feliz ni nada!). También llega a aceptar la homosexualidad y defiende a su amigo  y asociado transexual, Rayon, una interpretación muy emotiva de Jared Leto (que también se merece el Oscar). Durante la película, vemos como Ron cambia y su experiencia le transforma.

Hay escenas cortas que nos permiten vislumbrar a la persona real que se esconde detrás de su fachada (como cuando va a cenar con su doctora y amiga, y hablan sobre su madre, que era pintora y le abandonó cuando era muy joven) y a mí me gustó especialmente la escena donde Rayon, vestido con traje de hombre, va a visitar a su padre, banquero, que en un momento de la conversación exclama ‘Ayúdame Dios’ y Rayon dice: ‘Ya lo ha hecho. Tengo el SIDA.’

La película no presume de florituras estilísticas. Está filmada como un documental, y la forma está al servicio de la historia. Las interpretaciones de los dos actores principales son extraordinarias.

The Wolf of Wall Street

The Wolf of Wall Street

Ya había comentado que al principio de la película a Ron solo le interesan las mujeres y las drogas. Comparte estos intereses con Jordan Belfort, el protagonista de otra historia basada en hechos reales El lobo de Wall Street de Martin Scorsese. Su otro interés es ganar dinero. La película tiene ritmo rápido (aunque es larga), bellamente filmada, las interpretaciones son fantásticas, a ratos es muy divertida (cuando Jordan y su amigo y asociado acaban paralíticos debido a una sobredosis la película se convierte en puro slapstick) pero es aterradora. Cuando hace unas semanas escribí sobre American Hustle (La gran estafa americana) discutí su posible falta de moralidad, pero aquí no hay duda alguna; esta película es una celebración de las estafas, corrupción y fraude a gran escala. El dinero lo justifica todo, la avaricia y el egoísmo no tienen límites, y cuando finalmente llega el castigo, es muy poco y demasiado tarde. Matthew McConaughey tiene un papel corto pero simbólico (que me recordó al de Alec Baldwin en la versión fílmica de la obra de Mamet Glengarry Glen Ross) ofreciéndole a Jordan su propia versión de la ética (o falta de ella) de la profesión de agente de bolsa.

¿Las recomiendo? Todas son buenas películas, aunque muy diferentes. El club de los desahuciados/Dallas Buyers Club es una película bien hecha con grandes actuaciones, y una historia sobre la voluntad y el empeño humano, que no conoce fronteras. El lobo de Wall Street es como la historia del Rey Midas para nuestra época, pero sin castigo final. Si odiáis a los banqueros y agentes de bolsa y os sentís ofendidos por al crisis económica en la que vivimos no os la recomiendo ya que conseguirá que os hierva la sangre. Creo que Only Lovers Left Alive se convertirá en una película de culto, y yo he decido comprarla en cuanto pueda y verla varias veces. Es una de esas películas (come Blade Runner e incluso Wall-E) donde los no-humanos entienden y aprecian mucho más la belleza y la grandeza de la vida que lo hacen los humanos. Quizás tendríamos que hacerles caso.

Only Lovers Left Alive (2013) (No sé cómo se llamará la película en español. No he encontrado información. La traducción sería algo así como Los únicos amantes que quedan vivos o Los únicos amantes que sobreviven. ¿Los único amantes vivos?)

Una historia que se centra en dos vampiros que siguen enamorados después de varios siglos.

Director:

Jim Jarmusch

Guionista:

Jim Jarmusch (screenplay)

Actores:

Tom Hiddleston, Tilda Swinton, Mia Wasikowska, John Hurt

Enlace a la página de imdb (inglés)

http://www.imdb.com/title/tt1714915/

El club de los desahuciados/Dallas Buyers Club (2013)

En 1985 en Dallas, electricista y timador Ron Woodroof busca formas de ayudar a que los enfermos de SIDA consigan la medicación que necesitan después de que le diagnostiquen a él mismo la enfermedad.

Director:

Jean-Marc Vallée

Guionistas:

Craig Borten, Melisa Wallack

Actoress:

Matthew McConaughey, Jennifer Garner, Jared Leto

Enlace a la página de imdb (inglés)

http://www.imdb.com/title/tt0790636/

El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street) (2013)

Basada en la historia real de Jordan Belfort, desde su subida meteórica a agente de bolsa millonario viviendo una vida regalada a su caída cuando el gobierno federal consigue probar sus crímenes y corrupción.

Director:

Martin Scorsese

Guionistas:

Terence Winter (screenplay), Jordan Belfort (book)

Actores:

Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie

Enlace a la página de imdb (inglés)

http://www.imdb.com/title/tt0993846/

Gracias por leer, y si os  ha gustado, ya sabéis, dadle al like, comentad, compartid y animaos a ir al cine!