Hola a todos:

Espero que todos estéis bien después de las fiestas, y que las hayáis pasado felizmente. Y que el año 2014 sea bueno para todos (yo no echaré de menos el 2013, eso os lo aseguro).

Por razones inesperadas no he podido hacer lo que tenía planeado las últimas semanas, pero me ha tocado esperar bastante, y yo no voy a ningún sitio sin mi lector electrónico (Kindle, vale), un libro de los de papel, o a veces los dos, así que, he escrito unas cuantas reseñas, y me pareció buena idea compartirlas con vosotros, por si os apetece empezar el año leyendo. Y porque las dos son novelas de dos autoras con mucho carácter, muy originales, y muy independientes, donde la intriga, los personajes, y las situaciones os mantendrán en vilo.

Primero, hace algo de tiempo que me leí la fabulosa novela de Mercedes Gallego, El asesino del ajedrez, pero la vida se puso un pelín complicada y hasta hace poco no pude compartir la reseña. Así que por fin, aquí está:

Reseña. El asesino del ajedrez de Mercedes Gallego. Asesinos en serie, psicópatas, madres y departamentos de policía en transición.

El asesino del ajedrez

El asesino del ajedrez de Mercedes Gallego es un thriller, una novela policíaca, sobre un asesino en serie “el asesino del ajedrez” así llamado porque apuñala a sus víctimas usando un cuchillo afilado por los dos lados (convirtiéndolo en un puñal) con una figura del juego de ajedrez en el mango. Y por otro motivo que no revelaré ya que vale la pena descubrir los detalles del caso al leerla. Los asesinatos tienen lugar en una Barcelona donde la policía autonómica (els Mossos d´Escuadra) están a punto de ponerse a cargo de las labores que hasta entonces eran competencia de la policía nacional. En ese momento de difícil transición, donde el departamento está medio desmantelado, la labor de investigar los asesinatos cae en manos de la inspectora Ramona Cano, de vida familiar algo peculiar (viuda de un policía, con un hijo estudiando en Irlanda y que vive en una habitación alquilada compartiendo casa con una psicóloga argentina que ya no ejerce de tal y un experto en informático que no sale nunca de casa) y con más experiencia teórica (ha estudiado muchos cursos y está muy cualificada pero no ha llevado muchos casos) que práctica.

La novela que resulta es doblemente fascinante. Por un lado, la investigación y el descubrir quién fue, todo desde la perspectiva de la inspectora (con sus ansiedades, sus dudas, y sus irritaciones personales, incluyendo la preocupación por el futuro de su carrera), y por otro, cómo esto encaja en la vida de una mujer que se ve desbordada por la mezcla de acontecimientos laborales y privados. Aunque ella no está a punto de retirarse, su departamento sí (a regañadientes), y la política interna complica la situación, de forma similar a como en muchas novelas policíacas, un detective a punto de retirarse se ve envuelto en el caso de su carrera, que no puede abandonar.

Cuando la inspectora finalmente pide ayuda (a un psicólogo del departamento que resulta muy útil) y el departamento también lo hace (organizando una operación conjunta con els Mossos) las cosas dan un giro que nos lleva  un final que no desmerece en nada el resto de la novela.

Yo soy de Barcelona y eso hace que la novela me interese especialmente, pero no hace falta conocer la ciudad para sentirse intrigado por las pistas y seguir el caso. La autora consigue aunar una novela de misterio y argumento sólido, con personajes psicológicamente complejos y reales, por los que uno no puede dejar de interesarse. Cuando acabé de leer, me quedé con ganas de saber qué les pasará a los personajes. Así que espero con ganas la nueva novela de la autora y la recomiendo encarecidamente a todos.

http://www.amazon.com/dp/B0097U8CKE/

http://www.amazon.es/dp/B0097U8CKE/

 

Y en las últimas semanas me leí Francis Molehorn’s Están haciendo Casablanca, que tampoco tiene desperdicio.

Están haciendo Casablanca de Francis Molehorn. Viajes en el tiempo, resistencia francesa, detectives y metafísica.

Casablanca

¿Nunca habéis pensado que pasaría si de repente despertarais en otra época o os teletransportaran al futuro o al pasado? Supongo que sí. Desde novelas de ciencia-ficción, como ‘La máquina del tiempo’ de H. G. Wells y películas y series de televisión (‘Regreso al futuro’, ‘Life in Mars’, ‘Midnight in Paris’) la idea le ha rondado la cabeza a creadores y soñadores.

La novela de Francis Molehorn no trata de viajes en el tiempo, la menos no sobre el aspecto mecánico y los procedimientos y teoría de estos. Aragón, un detective privado que vive en el París más o menos actual, un buen día sal a la calle y se encuentra transportado al París de la ocupación alemana de la Segunda Guerra Mundial, sin saber el papel que juega, el cómo ni el porqué. Después de la confusión inicial descubre que su secretaria, Cora, también existe allí, aunque parece ser muy distinta a la Cora que él recuerda. Aparte de “Dedos”, un criminal experto en abrir cajas fuertes, el resto de personajes con los que se encuentra no le son familiares.

Aragón pasa la mayoría de la novela intentando estar a la altura de sus fantasías (el detective Sam Spade de las novelas de Raymond Chandler [el hecho de que Cora le llame Sam le hace particularmente feliz, al menos al principio], aunque naturalmente, Rick de Casablanca y Bogart también forman parte de su “inspiración”) aunque al final descubre que no es la persona que él creía.

La historia de espionaje, donde los alemanes son malos, depravados y corruptos, algunos franceses son débiles y traidores, y otros sorprendentemente heroicos, altruistas y patrióticos, está bien hilvanada, es detallada y tiene dosis de emoción, suspense y sorpresas que asegura que uno se enganche y siga leyendo.

También hay una historia de amor casi a regañadientes, y otra de amor fraternal que rompe convenciones, pero en el fondo, lo que la hace una novela psicológicamente fascinante, al menos para mí, son los diálogos internos de Aragón, y como intenta adaptarse a una situación ilógica y cambiante. Él se muestra confiado y en control en su papel como agente de la resistencia, pero el lector tiene acceso directo a sus dudas, confusión y a sus sentimientos.

¿Seríamos héroes si de repente nos encontráramos e una situación arriesgada, históricamente comprometida, o en un estado de emergencia? Al situarnos dentro de la cabeza y conciencia de Aragón (y brevemente de Cora) la autora nos da la oportunidad de experimentarlo vicariamente y ponernos en su lugar. No os contaré el final, que podéis interpretar como prefiráis, pero si queréis poneros a prueba, y os gustan las novelas bien escritas, con buenos, malos y ambiguos, y con historias llenas de giros y complexidades, os recomiendo ‘Están haciendo Casablanca’. Y luego ya me contaréis. Yo, por mi parte, seguiré con interés la carrera de la autora.

http://www.amazon.com/dp/B00E7K62NI/

http://www.amazon.es/dp/B00E7K62NI/

Y ya sabéis, si os han gustado, dadle al me gusta, compartid, comentad, y sobre todo, haced CLIC!