Como recordaréis os prometí que este viernes volvería Dan O’Brien con una entrevista de sus personajes. En realidad, los personajes de ‘El sendero de los caídos’ (The Path of the Fallen), no son muy maleables, y de vez en cuando pasan de entrevistados a entrevistadores. Ya lo veréis. Y los resultados son fascinantes.

Ya os dejo con Dan y sus personajes. Y no os olvidéis de hacer click en los enlaces.

The%20Path%20of%20the%20Fallen%20Cover[1]

Al sentarme al ordenador, me sorprende una presencia escalofriante detrás de mí. Dejando el cursor intermitente, me dí cuenta de que los personajes de mi última novela, The Path of the Fallen  (El sendero de los caídos), están detrás de mí. E’Malkai, serio y pesaroso por la carga de la peregrinación que ha iniciado, está de pie detrás de la figura inmovible de su guardián Umordoc, Elcites. Con los brazos cruzados en el pecho, su mirada me desconcierta a pesar del mucho tiempo que he pasado en su compañía mientras escribía El sendero de los caídos. Arile, orgulloso cazador del norte, se apoya en su lanza e inspecciona la pared con expresión despreocupada. Fe’rein, envuelto en la oscuridad que le complementa tan bien, arde con una oscura mezcla de irritación y confianza.

E’Malkai: Oí que querías hablar con nosotros.

Yo: (aclarándome la garganta) Si, en cierto modo.

Fe’rein: (enfadado) ¿Qué quieres? Tenemos asuntos por resolver.

Yo: Voy a lanzar El sendero de los caídos, después de casi una década de espera, y quería que los lectores en potencia supieran un poco más sobre el tema. En lugar de darles un sumario aburrido o una exposición llena de superlativos, pensé que presentarles a los personajes sería más interesante.

Arile: (sin hacer contacto ocular y apartando la mirada con cara de aburrimiento) ¿Qué cosas querrían saber estos lectores en potencia sobre nosotros? Somos un libro abierto (se ríe entre dientes).

Yo: Empecemos por algo simple. Describiros a los lectores.

Fe’rein: Oscuridad. Muerte. Poco más hay que saber.

E’Malkai: (moviéndose incómodo detrás de su guardián) No sé qué decir de mí mismo. Pensé que sabía lo que tenía que hacer en la vida, pero siempre parecía faltarme algo. Cuando descubrí la historia de los Caídos y empezó el viaje de mi padre, me dí cuenta de que tenía que enterarme de más cosas, aprender de dónde vengo.

Elcites: (gruñendo) No soy más de lo que se espera de mí. Guardo a E’Malkai. Eso es lo único que importa.

Arile: Soy el último de mi gente. Años ha, podíamos oír todas las voces de la tierra. El mundo está roto. Ya no puedo oír lo que solía oír. Mi gente se ha esparcido con los vientos, pero aún puedo oír voces distantes. Hablan de una nueva era, y de una guerra final.

Me: Todo eso suena deprimente. Hacéis que parezca que solo hay oscuridad y tristeza. ¿No hay momentos felices en vuestras vidas, memorias que os hacen pausar y os dan esperanza?

Elcites: El día en que asignaron a mi protegido, cuando conocí por primera vez al joven E’Malkai, fue el día más grande y más triste de mi vida.

E’Malkai: (contemplando la expresión estoica en la cara de su guardián) Recuerdo estar jugando con mi tío hace años. (Pausando) El mundo ha cambiado y también lo han hecho esas memorias. No soy capaz de mirar atrás hacia los momentos difíciles de mi vida y ver felicidad.

( Fe’rein se mueve y cruza los brazos sobre el pecho. Evidentemente no va a responder).

Arile: Cada día está lleno de felicidad y tristeza, alegría y terror. Encuentro gracia e importancia en las tareas más sencillas. Cada nuevo día es un regalo. No debemos contemplarlo con tristeza.

(Empiezo a hablar pero Fe’rein nos interrumpe, su poder arrastrándose sobre su piel como un enjambre de insectos terroríficos.)

Fe’rein: ¿Qué hace que esta historia sea diferente de toda la porquería disponible?

Yo: Eso es algo duro, ¿no? Me gustaría pensar que mi escritura ofrece una perspectiva fresca sobre el género de ciencia ficción y fantasía. Siempre intento incluir elementos de ética y filosofía en mis novelas, y ésta no es diferente. Me gusta explorar los elementos del bien y el mal, así como la confusa área gris que se descubre cuando las decisiones y opciones no son tan fáciles. Creo que captura la esencia del mono-mito, o el viaje del héroe, y al mismo tiempo es un cuento de aventuras inspirador que pueden disfrutar lectores de todas las edades.

E’Malkai: ¿Cómo va hasta ahora?

Yo: Es demasiado pronto para saberlo. Lo publiqué hace casi diez años y tuvo buena recepción, pero necesitaba desesperadamente una fuerte dosis de edición. Ahora me parece que refleja bien mi desarrollo como escritor y creo que  tiene muy buena oportunidad de ser un gran éxito, quizás mi obra de más éxito. Pero volvamos a hablar de vosotros: ¿Qué queréis de la vida?

E’Malkai: Quiero arreglar las cosas…

(Fe’rein se levanta de repente. Elcites se gira, interponiéndose entre el Creador Oscuro y el joven. Arile se mueve silenciosamente detrás del mion.)

Fe’rein: No hay nada que arreglar. Hice lo necesario. Se llevaron a Summer. Tenían que pagar por ello.

Yo: (levantándome) Parece que he tocado un área sensible. ¿Por qué no intentamos hablar de algo más fácil? ¿Qué es lo más importante en vuestras vidas? ¿Qué es lo que más valoráis?

Arile: (bajando su arma) La búsqueda de la verdad, cuestionando mi lugar en este mundo. La complacencia debilita la mente. Valoro el conocimiento, la inteligencia y la lógica.

Fe’rein: (sentándose de nuevo con un bufido.) La soledad. El poder de hacer lo que debo hacer para preservar lo que he conseguido. Antes valoraba la familia y el amor, pero esos tiempos han pasado.

Elcites: Mi protegido, mi misión.

E’Malkai: Una familia, la gente que depende de mí y cree en mí, incluso si su fe no está justificada.

Yo: Hablando de familia, ¿creéis que sois como vuestra familias creían que seríais? ¿Como vuestros padres predijeron?

(Elcites mantiene su mirada ambivalente y Arile  inspecciona algo más profundo en la oscuridad de la estancia.)

Fe’rein: No conocí bien a mi padre y madre. Tengo memorias de ellos, breves vistazos de quiénes eran, instantes congelados y exagerados en el tiempo. Solía preguntarme cómo me juzgarían, pero ahora ya no me importa. Me convertí en lo que soy por las decisiones que tomé. Mi padre no podría haber sabido lo que aparecería en mi camino. Su plan para mí es irrelevante.

Yo: Eso es triste. El sendero de los caídos empezó cuando tu padre, Seth, fue expulsado de los Caídos y termina cuanto tú retornas. ¿Te daba miedo viajar al norte tú solo, E’Malkai? ¿A qué cosa le tienes más miedo?

E’Malkai: A no poder hacer lo que debo hacer. Cambiar de opinión es aceptable. ¿Cuándo descubriste que querías ser escritor?

Yo: Una pregunta importante. Creo que siempre supe que quería ser escritor. Cuando tenía unos 6 años, diseñé una obra de teatro completa para el cumpleaños de mi primo: escenario, guión, y pequeñas figuras hechas con palos de helado. Con el paso de los años la noción de contar historias se me hizo más y más atractiva. Esto me llevó a escribir mi primera novela en el instituto, una opera espacial que publiqué en le 2002. Desde entonces he publicado 10 novelas y planeo seguir contando historias hasta que alguien esparza mis cenizas en el mar. (Volviéndome a Fe’rein) Fe’rein, ¿de qué cosa te arrepientes más?

Fe’rein: Aparte de haber sido convocado a esta ridícula farsa, me imagino que los acontecimientos de mi vida fueron el resultado de encaminarme por un sendero oscuro. No fue repentino o abrasivo, sino incremental y envolvedor. De lo que más me arrepiento es de haber acabado con la vida de mi hermano. Era demasiado tarde para mí. Solo podía ver oscuridad y desesperación.

Elcites (aclarándose la garganta) ¿Qué querías lograr al escribir El sendero de los caídos? ¿Por qué nos encaraste por este camino?

Yo: Quería contar una historia muy particular: una en la que la frontera entre el bien y el mal se vuelve borrosa y a veces las consecuencias de las acciones del héroe van más allá de derrotar al malvado. Me gustaba la idea de una saga familiar envuelta en una novela épica de ciencia ficción/fantasía. Ciclos de héroes crean historias poderosas y a menudo ofrecen respuestas a preguntas fundamentales sobre la condición humana. Espero que mi libro funcione en ese sentido. (Dando un paso hacia delante y haciendo un gesto hacia Arile) Arile, ¿cómo decides si te puedes fiar de alguien? ¿Le haces una prueba a la persona? ¿O estás predispuesto en general a confiar o no en la gente?

Arile: La confianza, como el respeto, hay que ganarla. Cuando conocí por primera vez a E’Malkai, fue su inocencia y su sencillez que me hicieron darme cuenta de que me podía fiar de él. Generalmente, las pruebas de si una persona es de fiar o no las crea el medio-ambiente, seleccionando situaciones y presiones que ponen a la persona a reto. La idea de estar predispuesto a confiar o no, nace de no tener confianza en uno mismo. ¿Ha escrito muchas historias más? ¿Tenemos que seguir, contador de historias?

Yo: Cuando se acaba el libro, la historia no se ha terminado. El sendero ha terminado, al menos metafóricamente, pero el viaje no. Book of Seth (El libro de Seth) vuelve al principio, y nos ofrece unas escenas de la vida de Seth Armen y de Ryan Armen antes de que lo corrompieran. La continuación, que transcurre después del sendero, se llama Breath of the Creator (Suspiro del Creador) y desarrolla lo que pasa después. Hay varias novelas con seres transientes que no pertenecen a vuestra dimensión: un detective supernatural que resuelve misterios en San Francisco; un joven que descubre lo que cuesta estar a cargo mientras el mundo es destruido; una historia de amor que transcurre en un mundo de fantasía épica. (Abriendo los brazos, abarcando a todos) Esta pregunta es para todos, ¿cuál es la memoria más potente que os se os ha quedado grabada de la niñez? ¿Y por qué es tan potente y duradera?

Arile: Nunca olvidaré cuando regresé a casa de una cacería y encontré mi pueblo destruido, eliminado de la tierra por Umordoc. Empecé a recorrer el largo camino hacia la tundra, a morir, pero encontré paz y un nuevo hogar. Los vientos han sido mis compañeros desde entonces.

Fe’rein: Tu pregunta es tonta, narrador de cuentos. Mi niñez fue hace muchos años. Ya no soy ese niño frágil que caminó al lado de su hermano en la tundra.

Elcites: Yo no recuerdo mi niñez. Nací en Terra y crecí en Culouth. Mi juventud la dediqué a aprender todo lo que pude sobre los seres humanos para poder un día proteger a E’Malkai.

E’Malkai: Hace tiempo tenía recuerdos agradables, pero ahora todos parecen mentiras creadas para oscurecer mi sendero. Narrador de historias, ¿lees otras historias? ¿Estás leyendo algo ahora, o has leído algo que merezca tu mención?

Yo: He estado leyendo A Dance of Dragons (Un baile de dragones) de George R. R. Martin. Estoy muy interesado en ese mundo, aunque tengo que reconocer que el ritmo de la narrativa se ha relentecido dramáticamente. Fluctúo entre estar sorprendido y intrigado por la historia y de repente bastante aburrido.

Elcites: ¿Cómo vimos la luz?

Yo: Supongo que me preguntas sobre mi proceso creativo. El sendero lo escribí en cuatro meses sin parar, incluyendo El libro de Seth. En general, me gusta crear un plan vivo que evoluciona cuando los personajes nacen y empiezan a guiar la narrativa. Depende del mundo en el que estoy adentrado en un momento dado.

E’Malkai: ¿Tienen significado nuestros nombres?

Yo: No derivan de leyendas ni folklore, si eso es lo que preguntas. E’Malkai es un homenaje a los nombres de la tundra. Depende de lo que esté escribiendo. Por ejemplo, El viaje tiene nombres que son muy específicos con respecto a significados. Si no, me gusta inventar nombres para mundos particulares.

Arile: ¿Cómo definirías el éxito para un escritor? ¿Has tenido éxito?

Yo: El éxito es elusivo una vez lo has definido. Se convierte en algo a lo que aspirar, sin tener en cuenta el proceso creativo y la profesionalidad. Me gustaría creer que el éxito es escribir historias que le gustan a la gente, y con las que conectan. Creo que he tenido éxito de forma muy limitada: la gente ha leído mis libros y les han gustado.

E’Malkai: ¿Tienes algún consejo sobre la escritura que pueda ayudar a novelistas o escritores que están empezando sus carreras?

Yo: Escribe lo que amas y aprende de las críticas. El mundo editorial ha cambiado. Llevo escribiendo casi una década y parece que cada año hay una nueva opinión sobre como sopla el viento para la ficción. No abandones y haz lo que amas. Si escribir novelas y contar historias es lo que quieres hacer, hazlo.

Fe’rein: He notado que le preguntas esta cuestión ridícula a otros narradores de historias. ¿Cúal es tu lista del fin del mundo (end of the World Playlist)? ¿Por qué preguntas eso?

Yo: Me gusta saber lo que piensa la gente sobre la noción del fin-del-mundo. Y, tengo una novela corta de zombies con el mismo título y me gusta tener ideas sobre opiniones de la gente. ¿Vosotros tenéis algo especial que decirle a los lectores?

Arile: E’Malkai del Sur hará lo que haga falta para solucionar los males del mundo. Su historia pasará de generación en generación.

Elcites: El sendero de los caídos está lleno de aventuras y tristeza. Seguid a E’Malkai y seréis transformados.

Fe’rein: Llegará mi día, en esta vida o la otra. No soy el mal, ni E’Malkai el bien. Simplemente somos puntos de vista opuestos. Vosotros decidiréis quien le hizo más daño al mundo.

E’Malkai: Me gustaría creer que he hecho la cosa justa, tomado el sendero correcto. El narrador de historias no divulgará sus secretos, pero puede daros un atisbo. Más importante es: ¿Tienes algo específico que te gustaría contarles a tus lectores, narrador de historias?

Yo: Será un gran honor que la gente lea mi novela. Espero que ayude a crear una apreciación por la lectura y las artes que está desapareciendo lentamente en niños y adultos. Me encanta tener comentarios de los lectores, así que si os gustaría poneros en contacto, aseguraos de usar los enlaces que os dejo.

NO OS OLVIDEIS DE HACER CLICK! 

Biografía: Un psicólogo, autor, editor, filósofo, experto en artes marciales, y escéptico, ha publicado varias novela y tiene muchas disponibles, incluyendo: The End of the World Playlist (La lista de canciones del fin del mundo), Bitten (Mordido), The Journey (El Viaje), The Ocean and the Hourglass (El Océano y el reloj de arena), The Path of the Fallen (El sendero de los caídos), The Portent (El portento), and Cerulean Dreams (Sueños Cerúleos). Seguidle en Twitter (@AuthorDanOBrien) o visitad su blog http://thedanobrienproject.blogspot.com. Recientemente ha abierto un negocio de consultas. Podéis encontrar más información aquí: http://www.amalgamconsulting.com/.

Path of the Fallen (US): http://www.amazon.com/The-Path-Fallen-Chronicles-ebook/dp/B009D2PNIU/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1348005293&sr=8-1&keywords=the+path+of+the+fallen+dan+obrien

Path of the Fallen (UK): http://www.amazon.co.uk/Path-Fallen-Chronicles-ebook/dp/B009D2PNIU/ref=sr_1_2?s=books&ie=UTF8&qid=1348194299&sr=1-2

Facebook: https://www.facebook.com/authordanobrien

Bitten (US):  http://www.amazon.com/Bitten-Lauren-Westlake-Mysteries-ebook/dp/B005METJLU/ref=sr_1_1_title_1_kin?s=books&ie=UTF8&qid=1328663974&sr=1-1

End of the World Playlist (US): http://www.amazon.com/End-World-Playlist-ebook/dp/B0072KE9EO/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328663887&sr=1-1

Cerulean Dreams (US): http://www.amazon.com/Cerulean-Dreams-ebook/dp/B005S9ZKLM/ref=sr_1_1_title_1_kin?s=books&ie=UTF8&qid=1328664085&sr=1-1

The Journey (US):  http://www.amazon.com/The-Journey-ebook/dp/B005MEND1M/ref=sr_1_1_title_0_main?s=books&ie=UTF8&qid=1328664146&sr=1-1

The End of the World Playlist (UK):  http://www.amazon.co.uk/End-World-Playlist-ebook/dp/B0072KE9EO/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328664608&sr=1-1

Bitten (UK): http://www.amazon.co.uk/Bitten-Lauren-Westlake-Mysteries-ebook/dp/B005METJLU/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328664631&sr=1-1

Cerulean Dreams (UK):  http://www.amazon.co.uk/Cerulean-Dreams-ebook/dp/B005S9ZKLM/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328664681&sr=1-1

The Journey (UK):  http://www.amazon.co.uk/The-Journey-ebook/dp/B005MEND1M/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328664706&sr=1-1

Blog: http://thedanobrienproject.blogspot.com/

Twitter: https://twitter.com/#!/AuthorDanOBrien

Gracias por leer!

https://olganm.wordpress.com/2013/03/01/dan-obrien-que-hacer-y-que-no-hacer-para-ser-publicado-en-una-revista-literaria/