Hola a todos: Como sabéis casi todos los viernes os traigo un autor invitado. Esta semana es algo especial, ya que Dan O’Brien es también editor de una revista literaria, y ha decidido ofrecernos su perspectiva como editor. Como premio por su amabilidad, la semana que viene volverá de invitado para hablarnos de sus libros. Pero ahora, os dejo con sus observaciones y consejos:

The%20Path%20of%20the%20Fallen%20Cover[1]

Un punto de vista sobre la escritura desde el otro lado de la valla.

Post de invitado de Dan O’Brien

La vida de un escritor puede ser dura a veces.

El éxito es elusivo; los fans son más cambiantes que la brisa veraniega.

Aún y así perseveramos, escribiendo hasta tarde y levantándonos temprano para tener más horas y adentrarnos, por un rato, en los mundos que creamos. Cuando empecé a escribir, hace más de una década, fue porque amaba la idea de sumergirme en un lugar donde yo podía construir la narrativa; andar a través de los bosques más densos y subir las montañas más altas. Con el tiempo el proceso se convirtió en escribir como herramienta para moverme a través de emociones y memorias tenues que requerían catarsis.

La escritura toma muchas formas, para escritores diferentes, a través de nuestras vidas.

Para mí, el proceso en sí es la recompensa.

Amo la escritura.

Cuando me pregunto esa tontería, ¿qué haría si tuviera todo el dinero del mundo?, la respuesta es siempre muy simple, escribir. Ahora, más de una década más tarde, tengo un renovado sentido del propósito y me he vuelto bastante habilidoso en evitar que se hagan añico los platos girantes de la responsabilidad.

Recientemente, entre mi tiempo como estudiante de postgrado a jornada completa y escritor, me uní al equipo de la revista Empirical como editor- entre otras responsabilidades. Una revista nacional similar en espíritu a Harper’s o the Atlantic, la revista está firmemente enraizada en la sensibilidad de la Costa Oeste. Hay algo para todos los gustos, y con toda honestidad, espero que todo el mundo echará un vistazo. Contribuidores a la revista vienen de todas partes del globo y de todos los campos, desde la política a la ficción.

Trabajando en  una revista, especialmente en este punto de su maduración, es una experiencia maravillosa. Hay tantos momentos emotivos que animan el día. A veces me paso el día seleccionando las obras de ficción y poesía recibidas, buscando ese fragmento de prosa, o quizás una estrofa, que captura la imaginación. Otros días estoy editando, refiriéndome todo el rato al Manual de Estilo Chicago para comprobar el uso correcto de la estructura arcaica de una frase. Como escritor, la tarea de editar y andar rebuscando el trabajo de otros puede que no suene fascinante, pero tiene consecuencias maravillosas:

  1. Aprendes a ser mejor editor de tu propia obra.
  2. Empiezas a reconocer frases con estructura redundante y notas el excesivo uso de otras.
  3. Tu conocimiento del lenguaje crece exponencialmente.

Sin embargo, el componente más importante para mí es:

  1. Llegas a ayudar a otros a presentar su trabajo en un foro público.

Para muchos escritores, y ciertamente para mí al inicio de mi carrera de escritor, la noción de ser escogido por una revista o pequeña editorial estaba siempre presente en mi mente. Era la promesa distante de  publicación y todo lo que va con ello lo que me empujaba hacia delante. Cuando recibía cartas de rechazo, la mayor parte sin toque personal, mi escritura sufría, me sentía deprimido y mi habilidad  menospreciada .

Pasaron años durante los cuales acumulé miles de cartas de rechazo, y me di cuenta de que seguir escribiendo puramente esperando recompensas extrínsecas me daba tanta probabilidades de ganar como jugando en un casino de las Vegas. Se me hizo claro que necesitaba escribir porque amaba la escritura, y que debía encontrar una manera de compartirlo con otros – incluso si no era a través de rutas tradicionales. Descubrí que me sentía mucho más a gusto con mi escritura cuando lo hacía simplemente por la alegría de escribir.

Ahora que estoy al otro lado de la valla, por así decirlo, me he dado cuenta de que existen un número de mitos sobre los métodos de enviar material a publicaciones que pagan por las contribuciones que me mistificaban y frustraban antes de convertirme en editor y ser responsable por interacciones con autores, ya sean noveles o establecidos.

He decidido ofrecer una colección humorosa, pero seria, de cosas que se deben y que no se deben hacer cuando se envían escritos y cuando se entra en contacto con una publicación –salpicadas, por supuesto, con anécdotas. Y sin más (o quizás un pelín más si contáis esta frase):

Cosas que deberíais hacer

  1. Leed la publicación a la que vais a enviar vuestro material antes de enviar un correo electrónico. Esta suena obvia, lo sé. Pero, pasa tanto que vale la pena mencionarlo. Si habéis escrito una brillante obra en prosa sobre zombies, es probable que Mecánica Popular no esté demasiado interesada. Coged un número  de la revista a la que pensáis enviar vuestra obra y familiarizaos con el tipo de historias que publican. Lo siguiente es lo más duro: sed honestos. ¿Encajan vuestras obras con el tipo de cosas que publican?
  2. Leed y seguid las instrucciones. De nuevo, evidente. Si contestáis que no sabéis donde encontrar las instrucciones para presentar material y solo tenéis una dirección de correo electrónico, preparaos para una decepción. Vuestro correo irá directo al purgatorio de las presentaciones con una respuesta de una línea sobre haber recibido vuestra correspondencia –si tenéis suerte.
  3. Dirigid vuestro material a la persona correcta. Si pensáis que toda la información que os doy es obvia, tenéis razón. Con eso en mente, imaginad que aún recibo cientos de correos al mes que ignoran estas simples sugerencias. Si habéis escrito un increíble artículo denunciando la avaricia de las compañías de negocios, el editor de poesía probablemente no es el más adecuado para la obra.
  4. Editad vuestra contribución. Se lo digo a los estudiantes todo el tiempo, así que lo repetiré aquí: comprobar la ortografía con Microsoft Word no es suficiente. No digo que haga falta ser editor profesional para presentar material a una revista, pero haceos un favor y leedlo en voz alta. Y si algo suena raro cuando lo leéis, ya os podéis imaginar como le sonará a un editor que tiene que escoger entre miles de artículos e historias para determinar qué va a la imprenta.
  5. Familiarizaos con lo que pueden tardar en responder. Quiero decir el tiempo que puede pasar entre enviar la obra y que el editor os responda. Nada enviará vuestro artículo al final de la cola como enviar un correo de seguimiento  al día siguiente del envío, preguntando si saldrá o no en la revista. La mayoría de las publicaciones mencionan cuanto tiempo pueden tardar en responder sobre una obra específica, y el intervalo pasado el cual deberíais contactarles si no habéis oído nada.

Cosas que no deberíais hacer.

  1. Enviad un correo diciéndole a un editor que será estúpido si no publica vuestra obra. Siempre me sorprende cuando recibo un correo electrónico diciéndome que debería publicar una historia, poema, o una historia no-ficticia porque es lo mejor que leeré en mi vida. Si completáis esto diciéndome que sería un idiota si no lo publico, y casi garantiza el cubo de basura.
  2. Enviad una fotocopia de vuestra historia por correo certificado. Si queréis tener vuestra historia en una revista, empezad por entregársela a los editores en un formato con el que puedan trabajar. Enviando una fotocopia borrosa y descolorida de vuestro poema de 40 palabras y declarando que es una obra maestra salida  de lo más profundo de vuestra alma no inspira tanta confianza como creéis.
  3. Contactad a un editor a menudo para preguntar qué pasa con vuestra obra. Tengo que leer cientos de correos al día, editar el número actual, y trabajar editando una antología; sin mencionar miles de otras cosas. Publicamos información sobre lo que tardamos en responder por algo: leedla.
  4. Descorazonaos por una carta de rechazo estándar. Ésta es una píldora amarga de tragar para muchos escritores. Creen que una carta rechazo estandarizada quiere decir que el editor no ha leído su obra, o simplemente tenía las cosas ya planeadas y solo estaba engañando a los escritores. La realidad es que en  un mes cualquiera envío cientos y cientos de cartas de rechazo.  Simplemente no hay tiempo suficiente para ofrecer comentarios y razones a cada persona. Eso no quiere decir que no ofrezco comentarios, o que editores no ofrecen comentarios en general, pero en lugar de eso el  proceso está organizado para asegurar que los escritores reciben respuestas en un tiempo razonable.
  5. Llamad a la revista para saber cómo va vuestra obra. Esto entra dentro de la categoría de  no contactar al editor antes de que haya pasado tiempo suficiente, pero pensé que merece mención especial porque significa ir más allá de lo usual en términos de convertirse en un irritante serio. Si no os hemos respondido, llamarnos no va a hacernos más accesibles de forma mágica.
  6. Enviad otro correo electrónico con correcciones. Leed dos veces, enviad una. Si no pensáis que lo que habéis enviado está listo para publicación, por favor no lo enviéis. Sólo tenéis una oportunidad de dar una buena primera impresión, y nada hacer peor impresión de falta de preparación y profesionalidad que enviar un borrador inmediatamente seguido por otro borrador. Si vuestra obra necesita más trabajo, comentadlo cuando la enviéis, pero no enviéis una serie de correos comentando el progreso de las ediciones de la historia. La excepción sería, por supuesto, si vuestra pieza ha sido aceptada y os han pedido que la editéis.
  7. Contactad la revista para ventilar vuestra frustración por no ser elegido. Lo digo en serio. Es probable que la revista la haya rechazado porque la obra no encajaba en la revista y no porque haya decidido destruir vuestra carrera. Por favor, no lo tratéis como tal. Insultad a la publicación por enviaros una carta de rechazo, o por no aceptar algo que habéis escrito, demuestra falta de profesionalidad y podría impactar vuestras probabilidades de publicar en otros sitios. Muchos editores son amigos, especialmente en la era digital, y las noticias vuelan.
  8. Contactad la revista para preguntar si creen que una historia que estáis escribiendo sería apropiada para alguna otra publicación. Entiendo la lógica. Muchos editors también escriben, y les encanta hablar del proceso y el producto. Yo a menudo acabo haciendo amistad con escritores (a los que publicamos y a los que no), y a menudo les hago sugerencias sobre sus obras. Sin embargo, si no me conocéis personalmente y nunca os hemos publicado o hecho sugerencias, no me contactéis para preguntarme si un poema o una historia      encajaría bien en otra publicación. Si creéis que está lista, enviádmela a mí. Una excepción obvia sería si el escritor sabe que la historia no      encajaría y preguntaba porque tenían duda al adentrarse en nuevo territorio.

Probablemente podría seguir con la lista de cosas que no deberíais hacer, pero lo dejaré aquí. Os animo a seguid intentándolo y escribiendo. Las cosas solo mejoran con el tiempo, y tiempo es todo lo que tenemos. Me encanta saber cosas de otros escritores y lectores en potencia, así que pasaos por aquí y saludad.

Biografía: Un psicólogo, autor, editor, filósofo, experto en artes marciales, y escéptico, ha publicado varias novela y tiene muchas disponibles, incluyendo: The End of the World Playlist (La lista de canciones del fin del mundo), Bitten (Mordido), The Journey (El Viaje), The Ocean and the Hourglass (El Océano y el reloj de arena), The Path of the Fallen (El sendero de los caídos), The Portent (El portento), and Cerulean Dreams (Sueños Cerúleos). Seguidle en Twitter (@AuthorDanOBrien) o visitad su blog http://thedanobrienproject.blogspot.com. Recientemente ha abierto un negocio de consultas. Podéis encontrar más información aquí: http://www.amalgamconsulting.com/.
Path of the Fallen (US): http://www.amazon.com/The-Path-Fallen-Chronicles-ebook/dp/B009D2PNIU/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1348005293&sr=8-1&keywords=the+path+of+the+fallen+dan+obrien

Path of the Fallen (UK): http://www.amazon.co.uk/Path-Fallen-Chronicles-ebook/dp/B009D2PNIU/ref=sr_1_2?s=books&ie=UTF8&qid=1348194299&sr=1-2

Facebook: https://www.facebook.com/authordanobrien

Bitten (US):  http://www.amazon.com/Bitten-Lauren-Westlake-Mysteries-ebook/dp/B005METJLU/ref=sr_1_1_title_1_kin?s=books&ie=UTF8&qid=1328663974&sr=1-1

End of the World Playlist (US): http://www.amazon.com/End-World-Playlist-ebook/dp/B0072KE9EO/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328663887&sr=1-1

Cerulean Dreams (US): http://www.amazon.com/Cerulean-Dreams-ebook/dp/B005S9ZKLM/ref=sr_1_1_title_1_kin?s=books&ie=UTF8&qid=1328664085&sr=1-1

The Journey (US):  http://www.amazon.com/The-Journey-ebook/dp/B005MEND1M/ref=sr_1_1_title_0_main?s=books&ie=UTF8&qid=1328664146&sr=1-1

The End of the World Playlist (UK):  http://www.amazon.co.uk/End-World-Playlist-ebook/dp/B0072KE9EO/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328664608&sr=1-1

Bitten (UK): http://www.amazon.co.uk/Bitten-Lauren-Westlake-Mysteries-ebook/dp/B005METJLU/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328664631&sr=1-1

Cerulean Dreams (UK):  http://www.amazon.co.uk/Cerulean-Dreams-ebook/dp/B005S9ZKLM/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328664681&sr=1-1

The Journey (UK):  http://www.amazon.co.uk/The-Journey-ebook/dp/B005MEND1M/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1328664706&sr=1-1

Blog: http://thedanobrienproject.blogspot.com/

Twitter: https://twitter.com/#!/AuthorDanOBrien

 

********************************************************************************************************************************

Y recordaros que hoy y por un día sólo, mi novela corta juvenil ‘Gemela Maldad’ es gratis en Amazon. También disponible en versión inglesa (‘Twin Evils?’) Gracias por leer!
‘Gemela Maldad’

Gemela Maldad cover

http://viewbook.at/B00BDRLLX4