Spanish Second Republic Flag

Spanish Second Republic Flag (Photo credit: Asdfesque)

conrado%20et%20jose[1]

Hola a todos:

Creo que se deben acordar de que recientemente escribí un post sobre mi primo (primo segundo de parte materna), Juan Molet, que está investigando la historia familiar, en particular sobre dos de los hermanos de nuestras abuelas, Josep y Conrado Miret. Los dos estaba metidos en la política Catalana en la época de la Segunda República (pre-Franco), y Josep era miembro del PSUC (Partit Socialista Unificat de Catalunya) y del gobierno Catalán durante la época de la Guerra Civil.

Mi primo ha sido muy amable y me ha enviado información que ha estado recogiendo poco a poco, y pensé que podría ofreceros más detalles. Josep (y creo que Conrado también) después de exiliarse a Francia estuvo trabajando con la Resistencia Francesa, y de hecho tuvo una hija con una mujer parte de la resistencia. Su hija, Magdalena (es un nombre de familia. Mi madre y una de sus tías también se llaman Magdalena) ahora vive en Australia. Desgraciadamente (aunque es lógico dadas las circunstancias) no tiene información sobre su padre.

Josep Miret Muste 1939

Mi primo también me envió copias de testimonios de hombres que estuvieron con Josep durante su época en Francia y más tarde en el campo de concentración. Incluyo uno de ellos, que yo encontré muy emotivo.

Memorias de Miret- por André Arlas

Hacia finales del 1941 el cabeza regional del Partido Comunista Francés me presentó en Bordeaux a un ‘camarada’ para que yo se lo pudiera presentar al líder de los Luchadores por la Libertad Españoles en Gironde con quien yo estaba en contacto.

Después de haber concretado lugar y hora para el encuentro, este ‘camarada’ cuyo nombre no me habían revelado, se fue. No habíamos  intercambiado más de 20 palabra y nuestra reunión había durado menos de cinco minutos. Sin embargo, el breve encuentro me había impresionado, en particular lo que me había hecho más impresión fue la forma concisa en que este camarada se expresaba, combinada con un aire de autoridad y una personalidad que inspiraba confianza.

Yo no sabía entonces que le llegaría a conocer mucho mejor en circunstancias tales que las cualidades, faltas, lo positivo y negativo de uno no se pueden ocultar. Encontré a este camarada por segunda vez en Junio 1943 y descubrí que se llamaba Josep Miret aunque le conocían como Emile. Fue en el campo de exterminación nazi, Mauthausen. Unos días después, fuimos transportados juntos al comando Schwechat y desde aquel momento estuve con él hasta su muerte. Nos habían asignado el mismo tipo de trabajo y yo estaba en la banqueta de soldador frente a la suya.

Durante los largos meses de sufrimiento llegué a apreciar sus cualidades excepcionales. Tenía el don de atraer la amistad de todos aquellos suficientemente privilegiados que llegaron a conocerle; era una fuente de calor humano. Tenía un carácter alegre – cuántas canciones nos cantó- un gran dinamismo y vitalidad, nos ayudó a compartir su entusiasmo y su incansable confianza en el futuro. Muy modesto, nunca le gustaba hablar de sí mismo. Tardé meses, a base de preguntas, en descubrir cuáles habían sido sus importantes responsabilidades en el Partido Comunista Español en Cataluña, en el Ejército Republicano Español, como ministro, o en el movimiento de la resistencia en Francia. Pero más que nada, destacaba por su personalidad única, su calmado coraje y su disposición animada. También hay que añadir su amabilidad instintiva. ¡Que privilegio haber podido contar con su apoyo, solidaridad, moral y material, cada vez que podía mostrarlo hacia sus camaradas, Españoles y Franceses! ¡Que privilegio el contar con sus sabios consejos para guiarnos!

Después del bombardeo de Schwechat, nos llevaron a Florisdorf. Durante los bombardeos aéreos, no enviaban a las cuevas. Josep Miret, que amaba la vida, el sol, ‘el amante de la libertad’ como se solía llamar, no podía soportar estar debajo de tierra como las ratas. Así que pidió que le asignaran al kommando luchando para apagar los fuegos. Desgraciadamente, poco antes de que liberaran el campo, lo hirieron y un SS lo remató.

Por supuesto estábamos acostumbrados a ver la muerte cada día pero su muerte la consideramos todos los que lo conocíamos, la más injusta. Era un amigo muy querido, un adorado hermano, el más admirado y al que todos lloramos.

Por eso es normal que después de tantos años su memoria se mantenga tan vívida y estoy seguro de que le pasa lo mismo a todos los que tuvieron el privilegio de conocerle. Miret siempre fue muy discreto sobre su vida privada. Me decía que aquel no era momento de ser débil y preguntarse por el destino de nuestros seres queridos ya que no obtendríamos respuesta. Creía que en lugar de eso teníamos que endurecernos y mantener nuestra fuerza para sobrevivir hasta el momento de la victoria.

Cuando al volver del campo me enteré de las experiencias terribles que sufrió Miret, con coraje infalible, mi admiración creció aún más. La muerte de Miret, que murió tan joven, ha privado al Partido Comunista Español de un gran líder. Con su muerte, el pueblo español ha perdido uno de sus hijos más ilustres y Francia ha perdido un gran amigo.

Por mi parte, yo jamás podré olvidar al hombre ejemplar que fue Miret en todos los sentidos.

André Arlas

Luchador de la Resistencia Deportado a Mauthausen

Número 34482

Espero que habrán más posts con más información. Y como había dicho antes, si sois expertos en el tema, o conocéis a alguien que los sea, estaremos muy agradecidos si nos contactais.

Gracias por leer. Estoy esperando confirmación de artículo de autora invitada para le viernes, pero si no…tengo algunas ideas y anuncio de una promoción gratis que está al caer.

https://olganm.wordpress.com/2013/02/05/historias-de-familia-josep-and-conrado-miret-guerra-civil-mathausen/